EL ORDEN DIGITAL

viernes, 24 de abril de 2009

PESCA

El presidente de CAPeCA Guillermo Jacob sostuvo que las empresas están trabajando a pérdida y pensar en otorgar un aumento es imposible
Operarios pesqueros de Puerto Deseado piden un 30% de aumento

Puerto Deseado, (C).- El referente del Sindicato de la Industria de la Alimentación José Aguilar anticipó que se encuentra negociando la solicitud de un incremento salarial del 30%, "porque ya se hace imposible vivir con 2.300 pesos por mes".
Si bien Aguilar sostuvo que es conciente que la actividad esta pasando por un mal momento, aclaró que las empresas que están radicadas en Santa Cruz tienen una situación totalmente distinta que la de Chubut; "las empresas de Chubut pescan mayor cantidad de merluza eso es cierto pero las de aquí capturan más langostino que es lo que le da rentabilidad a las plantas pesqueras , tienen alrededor de 70 buques pescando, Chubut que no llega ni a 30 , también el personal en tierra de esa provincia promedia los cuatro mil quinientos empleados y nosotros en Santa Cruz no llegamos a los mil doscientos", comparó, para luego razonar que "dar un aumento del 15 o 20 % en Chubut influye mucho mas que en Santa Cruz" .
En ese contexto, Aguilar sostuvo que "nosotros el día lunes mantuvimos una reunión con los gerentes de las empresas radicadas en la localidad donde participó el cuerpo de delegados, planteamos el pedido de aumento y le cursamos una nota a la Cámara CAPeCA (Cámara de Armadores Pesaqueros y Congeladores de la Argentina) para poder obtener algún tipo de recomposición salarial y ahora depende de lo que nos responda, sino nos vamos a ver obligados en iniciar negociaciones particulares con cada empresa porque queremos tener algo en el bolsillo antes del 1 de junio", recalcó.
Si bien Aguilar señaló que no busca ir en detrimento de la actividad ni pretende mucho menos el quebranto económico de la actividad, recalcó que el costo de la canasta familiar "se fue por las nubes y 2.300 pesos no alcanzan para vivir ni para pagar el alquiler".

"Los trabajadores no pueden ser socios solamente en las pérdidas"
El gremialista reconoció estar ante un escenario complicado, "ya que la gente está trabajando menos horas, aunque cobrando jornada completa porque se está procesando un promedio de 4 toneladas diarias de calamar cuando antes se hacía 8 , para resguardar la materia prima pero yo creo que esa no es culpa del trabajador, hay empresas que el año pasado tuvieron la inteligencia de guardar 1500 toneladas en las cámara para que el trabajo no falte y hay otras que realmente no sacaron los barcos y nosotros no podemos ser solamente socios en las pérdidas" indicó al precisar que el incremento salarial que solicita es de un 30% para llegar a 3.000 tres mil pesos mensuales.

"Las empresas no están en condiciones de otorgar aumento"
Para el empresario calamarero Guillermo Jacob, actual presidente de CAPeCA, otorgar un incremento salarial "es prácticamente imposible".
En diálogo exclusivo con Crónica, Jacob indicó que; "las empresas están en una situación crítica, vendiendo barcos para poder sobrevivir y si estuvieran en mejores condiciones estarían tratando de invertir. La crisis no hace diferencia, las empresas que capturan langostino no tienen compradores porque nadie quiere comprar y encima no hay calamar y tenemos más de la mitad de la flota parada" recalcó.
Por último, y tras admitir que la cámara que preside envió una nota al STIA manifestando la imposibilidad de otorgar un aumento, Jacob dijo haber mantenido reuniones con varios gremios marítimos y sectores del gobierno para ver "como capeamos el temporal y sobrellevamos la crisis pesquera que nos toca".

CRONICA