EL ORDEN DIGITAL

domingo, 26 de abril de 2009

LUCHA CONTRA EL CANCER/ El doctor Crescenti visitó Río Gallegos

Forman profesionales en tratamiento oncológico del doctor Crescenti

El propio médico oncólogo, que dirige un instituto con más de diez sedes en el país, vino a nuestra ciudad con su equipo científico para difundir el tratamiento. Dieron charlas en la sede de LALCEC. Interesan a las autoridades de la CSS en sus beneficios y posible cobertura.Información General

Tras una primera visita realizada hace un mes atrás, y con la decisión de evitarle al paciente los permanentes traslados para su tratamiento, visitó ayer nuestra ciudad con su equipo científico el doctor Ernesto Crescenti, para capacitar profesionales para la indicación del medicamento que desarrolla, y el seguimiento del tratamiento oncológico y del sistema inmunológico que ofrece desde hace más de 20 años.
Esto será a partir de una charla que dieron en el auditorio de LALCEC, con el equipo científico que integran dos profesoras titulares de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires, y un anatomopatólogo, que son la cabeza de un grupo formado por alrededor de 40 profesionales dedicados a la investigación básica, con quienes descubrió algunas de las cualidades que tiene la medicación, respecto a su modo de acción intrínseca.
En cuanto a la cobertura del tratamiento, Crescenti informó que también se reunió con el interventor de la Caja de Servicios Sociales, quien dijo “se mostró muy interesado, así que posiblemente la tenga”. Admitió el profesional que “son métodos nuevos, hay que difundirlos, las autoridades se tienen que interesar y, por sobre todas las cosas, lo que tiene que primar es el beneficio para el paciente”.
El médico oncólogo desarrolla un tratamiento desde su exitosa aplicación en 1986, luego de comprobar su eficacia, al investigar por qué y cómo funciona la medicación, con innumerables investigaciones y experimentos que le han permitido perfeccionar la terapéutica, y estar en camino para registrarlo como un medicamento más de tratamiento terapéutico universal.
Según informó a La Opinión Austral, “es una combinación de oligoelementos: zinc, celenio y manganesio, elementos minerales que todos tenemos en nuestra composición orgánica, y el veneno de una víbora denominada Chesis Muta”, según explicó, “Después de probar con todos los venenos de todas las víboras existentes, inclusive veneno de abeja, “el que más inhibición del crecimiento tumoral produce y mayor estímulo de las células normales” es el de esta víbora, con el resultado de “una medicación que está muy cerca de ser la ideal”.
A continuación, enumeró sus beneficios: completamente atóxica, no tiene ningún efecto colateral secundario indeseable, es selectiva, porque distingue entre las células neoplásicas (tumorales) y las células normales, inhibe el crecimiento de las células tumorales, y protege y estimula las células normales.
Por otro lado, enfatizó Crescenti que “actúa como un poderoso antioxidante, evitando la acción de los radicales libres, que son altamente nocivos, además de ser un inmunomodulador, ya que en el cáncer actúa como un poderoso inmunoestimulante, y modula la respuesta cuando el organismo tiene una actitud anómala y actúa contra sí mismo, haciendo que todo vuelva a la normalidad”.
El profesional aseguró que el medicamento “es un gran complemento tanto de la quimioterapia como de la radioterapia, ya que atenúa los efectos nocivos de la quimioterapia y protege y estimula a la radioterapia”, mientras que, remarcó, “es por todas estas cualidades que el paciente se beneficia”.
Más allá de que “muchos pacientes se han curado”, con el aval de más de 300 mil pacientes tratados, el médico aseguró que el tratamiento garantiza “una mejor calidad y mayor calidad de vida”.
Crescenti recomienda que “si el paciente ha superado algún cuadro grave oncológico, pudo recuperarse y estar en equilibrio, es conveniente que mantenga un estímulo, aunque sea mínimo del sistema inmunológico, “para evitar que aparezca alguna otra enfermedad”.
Añadió que “hay una serie de enfermedades que se denominan ideopáticas, porque no se sabe cuál es la etiología y tienen tratamiento sintomático”, con lo cual “esta medicación lo que hace es ir al problema que las causó, lleva al organismo al equilibrio adecuado y evita que la enfermedad siga evolucionando”.
El profesional informó que Santa Cruz no se diferencia mucho del resto del país en cuanto a la incidencia del cáncer, en tanto, hizo hincapié en que “la mayoría de los pacientes llegan en estadios avanzados de la enfermedad”, por lo que aconsejó “que no dejen esto como tabla de salvación de último momento, sino que comiencen en forma conjunta con las otras terapéuticas”.


Prevención del HPV
El instituto del doctor Crescenti dedica un capítulo especial de la prevención a la detección precoz del HPV, el virus que provoca el 99 % de los cánceres de cuello de útero, y precisó que “con esta terapéutica hemos observado que a las pacientes en las cuales se ha diagnosticado la presencia del virus, y hemos tratado, en dos o tres meses de tratamiento hemos logrado erradicar el virus, con lo cual también logramos evitar la aparición del cáncer de cuello, ya que ni en los países más avanzados cuentan con esta terapéutica”.

LA OPINION AUSTRAL