EL ORDEN DIGITAL

jueves, 30 de abril de 2009

Iglesia, Fundación y Clarín envueltos en un escándalo
Por supuestas imágenes de una cámara oculta donde acusan al Jefe de Policía de la Provincia de
Una investigación sobre trata de mujeres en Río Gallegos que fue realizada por la organización La Alameda en las primeras semanas de febrero pasado, provocó un escándalo, ya que se acusa al Jefe de la Policía Provincial de visitar un club nocturno, donde supuestamente hay mujeres como esclavas sexuales.
Esta Fundación lucha contra la prostitución y la trata de personas y presento los resultados de la investigación ayer ante el procurador general de la Nación por sus miembros y representantes de varios credos, entre ellos miembros de la Pastoral de Migraciones que apoyaron el trabajo y entre los que se encuentra el Obispo local, Juan Carlos Romanín.
Tres voluntarios de esta cooperativa y fundación que combate el trabajo esclavo y la explotación sexual se ofrecieron como voluntarios para ver, desde adentro, cómo funcionan los «comercios» de Las Casitas, la zona conformada por dos manzanas en las que se ubican los cabarets-burdeles de Río Gallegos, llamados «Casas de tolerancia».

Acusan a la policía
Las acusaciones también incluyen a la Policía, que se encarga de cerrar el lugar todas las mañanas. Los voluntarios vieron cómo los efectivos, e incluso muchas veces el jefe de la Policía de Santa Cruz, se acercan a los burdeles a «bajar las persianas».

Encuentro
Luego de conocerse a través de los medios esta investigación y el video en la tarde de ayer el jefe de Policía y el Obispo se reunieron de «común acuerdo» en la sede del Obispado.
Por 40 minutos y a puertas cerradas Romanín y Martín dialogaron en torno al video que lo señala que visitó la noche de la investigación, el local identificado como “Venus”.
Luego del encuentro ofrecieron una conferencia de prensa, donde estuvieron medios locales y periodistas del diario Clarín.
Allí aclaró el Obispo Romanín que la Iglesia “no promovió y llevó adelante la denuncia, sólo nos solidarizamos con La Alameda, para poder contrarrestar todo lo que significa la trata y tráfico de personas”, admitió.
El objetivo de la reunión según Monseñor fue para “completar” una información que ambos tienen y quizás para “actuar con más eficiencia en el tema”.

“Negativo”
Por su parte, Martín respondió a la prensa con un “negativo” que sea él la persona que aparece en el video. “La gente de La Alameda me imputa que soy yo el de las imágenes, ingresando en un local nocturno en fecha 1° de febrero. En ese momento me encontraba ausente de la provincia en uso de mi licencia. Para mayor clarificación, se le podría preguntar a la dueña del local si me conoce”, sostuvo. Además dijo que las acusaciones salen de los medios que combate la policía en diferentes procedimientos.

PRENSA LIBRE

El texto completo de la denuncia judicial, con todos sus detalles, puede leerse en www.opisantacruz.com.ar