EL ORDEN DIGITAL

martes, 21 de abril de 2009

EL ORO SEGUIRA EN EL FONDO DEL MAR...

Fracasó el rescate del “Polar Mist”

Tras una interminable serie de idas y vueltas, ayer finalmente se decidió abortar la misión de rescate de los 9.506 kilos de oro y plata que se hundieron, hace 93 días, en el Atlántico Sur.
Anoche, Jorge Palmes, presidente del directorio de la minera Cerro Vanguardia adelantó que hoy se comunicará con la compañía Lloyds de Londres para solicitar que se les paguen los 16,4 millones de dólares, valor en el que estaba asegurado su mineral al momento del naufragio.
Además, agregó que: «Hemos sido bastante pacientes. Esto se hundió en enero y durante todo este tiempo nosotros sostuvimos la vela. Llegó el momento de que se nos pague, y queremos que sea a la brevedad».
Las fuentes consultadas, atribuyeron el fracaso del operativo a diferentes razones.
En primer lugar, al reclamo de dos gremios marítimos que exigieron una recompensa (se habla de 150.000 dólares por cada sindicato) para «colaborar» con la expedición.
El reclamo de los gremios se fundaba en una figura del derecho marítimo internacional conocida como «salario de salvamento». De esta manera se denomina al premio que se reparte entre la tripulación de un barco cuando tienen éxito en una misión de rescate.
Pero en este caso los gremios habrían pretendido que se les asegurara una suma fija antes de que la misión empezara. Desde que el cargamento se hundió, el 17 de enero pasado frente a la costa de Santa Cruz, entre los investigadores del caso hubo sospechas de que el oro y la plata fueron robados. Y que el hundimiento del Polar Mist, el barco que transportaba el mineral, fue para encubrir ese robo.
Otro de los motivos que hizo fracasar la misión también fue el costo del alquiler del Skandi Patagonia, el barco desde el que se iba a comandar el operativo de rescate. Este buque pertenece a una empresa noruega, pero en la Argentina se encuentra habitualmente al servicio de la petrolera Total.
Desde hacía siete días, el Skandi Patagonia se encontraba fondeado en el santacruceño puerto de Punta Quilla. Cada día de alquiler del buque costaba 80.000 dólares. A último momento surgió una diferencia sobre este punto: «Si la misión aún no empezó, ¿por qué debemos pagar por estos días?», habría planteado la gente que organizó el operativo.
Otro obstáculo contra la misión habría surgido de la propia tripulación del Skandi Patagonia, que trabaja para la compañía Mooth Drilling. Al parecer, los tripulantes estaban poco «entusiasmados». «Los buzos del Skandi ya ganan mucho por mes. En este caso iban a tener que trabajar a destajo y las tareas eran peligrosas. Para ellos no era negocio», contaron las fuentes consultadas.
La misión de rescate tenía un costo estipulado de 3 millones de dólares. Aunque se haya abortado el operativo, Lloyds gastó bastante dinero sólo en el alistamiento de la gente que iba a participar del operativo.
Una posibilidad que se manejaba anoche, es que ahora Lloyds intente realizar el operativo con un buque y tripulantes del exterior. «Aunque los trabajos sean en el mar jurisdiccional argentino se le daría autorización, con el argumento de que con el barco y el personal de aquí no se pudo hacer el rescate», explicaron. Disponer de otro buque y tripulantes llevaría varios meses. Por eso, la minera Cerro Vanguardia reclamará hoy el valor de su carga. Si se la pagan, la dueña del oro será Lloyds.
PRENSA LIBRE