EL ORDEN DIGITAL

martes, 24 de febrero de 2009

Gremiales

Médicos de Calafate también pedirán aumento
El nuevo gabinete del MAS enfrentará un reclamo económico de médicos de distintas especialidades. Piden aumento de sueldo, asignaciones familiares, viático, título y del valor de la consulta y prácticas profesionales. Los médicos de El Calafate dicen que el aumento a anestesista es discriminatorio.

Sergio Villegas – Corresponsal
Los médicos de El Calafate quieren una equiparación de sueldos con los anestesiólogos, que tiempo atrás recibieron un aumento encubierto por parte del estado provincial, luego de haber ejercido presiones con un paro que retrasó cirugías programadas en los hospitales públicos.
Horas atrás, casi 20 médicos de distintas especialidades entregaron en la dirección del hospital “José Alberto Formenti”, el petitorio que describe el reclamo, el que por ahora no tiene advertencia de medida de fuerza.
Según supo “Prensa Libre”, el pedido se basa en el acuerdo al que arribaron los anestesiólogos, titulándolo de “discrimina-torio”, y opinan que tiende a la división de los profesionales y que dicha medida no incentiva el trabajo colectivo ni la capacitación.
Si bien ningún médico hizo declaraciones públicas, este corresponsal pudo saber que el cuerpo de profesionales solicita un aumento de sueldo como mínimo al de los anestesió-logos.
Pero además, la presentación escrita que le fue presentada al director Marcelo Bravo, indica que también piden un aumento por el concepto de guardias, aumento de asignaciones familiares y aumento en el valor del título y especialidades.
Los nuevos funcionarios del MAS llegan en no buenos momentos para la salud pública. Por ejemplo, en El Calafate el hospital está desbordado y el ministro saliente Jorge Mascheroni varias veces habló de un nuevo hospital del que aún nada se confirmó.
Ahora los médicos además de pedir aumento de sueldo, también piden otras mejoras económicas que significarían cambios de políticas. También solicitan el denominado “pronto pago”. Los médicos, además de un sueldo fijo que les paga la provincia, reciben un porcentaje de lo que las sobras sociales o pacientes pagan por cada atención. El tema es que las obras sociales habitualmente pagan con atraso. Los profesionales quieren que cada fin de mes, el hospital les pague lo que le corresponde por ese concreto, y que asuma esa deuda.
Eso no es todo. Los médicos de la villa turística también solicitan incrementos para los cuales deberían modificarse reglamentaciones del sistema de la salud pública de la provincia. Aparte del sueldo también cobran por cada bono de consulta y atención, por lo que quieren que se eleve los costos del nomenclador. Por cada bono de consulta las obras sociales pagan 15 pesos y por un parto se abona un promedio de 600 pesos. La idea es que el estado aumente esos costos para que los médicos también se vean beneficiados en sus ingresos.

PRENSA LIBRE