EL ORDEN DIGITAL

sábado, 7 de febrero de 2009

EL PROBLEMA DEL ALCOHOL

Puerto Deseado: un problema que se reitera
DENUNCIAN COMERCIOS QUE VENDEN ALCOHOL A MENORES

La Directora de Inspección General de la municipalidad de Puerto Deseado, Karina Urrutia, se refirió a una problemática que se reitera a lo largo y ancho del país: el consumo de alcohol, especialmente por parte de menores de edad. Este hecho, de por sí preocupante, genera peleas y otras conductas antisociales que suelen tener diferentes costos para la sociedad. La funcionaria remarcó que “nosotros tenemos denuncias sobre algunos comercios que están vendiendo bebidas alcohólicas a menores, lo que está absolutamente prohibido. Estos comerciantes fueron notificados y además, les recordamos que está en vigencia la ordenanza que prohíbe la ingesta de bebidas alcohólicas en la vía pública”. Por otra parte recordó que en esta localidad el horario establecido para que los comercios expendan bebidas alcohólicas es desde las 7 hasta la hora 24; y sólo a mayores de 18 años.
Sobre el procedimiento que se lleva a cabo cuando se detecta la venta a menores de alcohol Urrutia explicó a través de la radioemisora de la comuna que “en el caso de que a cualquier comercio se lo encuentre vendiendo bebidas alcohólicas a menores, se realiza una cédula. Luego, se los notifica para que ellos tomen conocimiento y continúa un seguimiento con visitas sin aviso de un inspector. La multa a pagar la aplica el Juzgado de faltas de la localidad. En cuanto a las confiterías, cabe aclarar que no tienen límite horario para vender bebidas con alcohol a mayores de 18 años”.

DISPOSICIONES VIGENTES
Las ordenanzas que reglamentan el tema no son nuevas, por lo que los comerciantes y los padres de los jóvenes no pueden alegar su desconocimiento. Desde 1991 se estableció que queda terminantemente prohibida la venta de bebidas alcohólicas a menores de 18 años en todo lugar y a cualquier hora del día (Ord. 1312-HDC-91); como así también no se permite la ingesta de bebidas alcohólicas en la vía pública (Ord. 1312 –HDC-91). Estas disposiciones, nunca derogadas, se transforman en papel pintado cuando surgen las denuncias mencionadas y en muchos casos que ni siquiera se denuncian. En muchas ocasiones, burlando el espíritu de los legisladores locales, un adulto adquiere la bebida y la entrega, en la vereda, a un menor.
En lo que respecta a la ingesta en las calles, es frecuente que la Dirección de Tránsito detenga a conductores en estado de ebriedad o que se exhiben bebiendo mientras manejan su vehículo. En las últimas semanas, por la falta de pago de horas extras a los inspectores de tránsito y su consiguiente merma, existe mucho menos control nocturno sobre este grave problema.
En Puerto Deseado también se encuentra en vigencia la ordenanza Nº 4717-HCD-07, que establece que está prohibido el ingreso de menores de diecisiete años a partir de la medianoche y hasta las seis de la mañana. en confiterías, cafeterías, servicios de confitería de hoteles y terminales de transporte, peñas, peñas bailables, espectáculos bailables con variedades, pizzerías y locales con servicios de Internet.