EL ORDEN DIGITAL

lunes, 9 de febrero de 2009

DEPORTES Y TURISMO












TARDE SOLEADA PARA LA BAJADA DE LA RIA DESEADO
El clima, que se presentó amenazante durante toda la semana pasada, con lluvias, vientos y bajas temperaturas, mostró toda su benevolencia durante el sábado y el domingo, permitiendo que la "bajada de la ría Deseado" se realice sin inconvenientes y con un final de excelente temperatura y sol radiante.
Las amenazas de fuertes temporales -que sí se observaron en Caleta Olivia y Pico Truncado- no llegaron a la ciudad de la ría, que permitió a los deportistas y al público que los recibió, disfrutar de experiencia grata y original. Cansados pero felices, treinta y ocho participantes arribaron a la zona del "muelle de Ramón", pasadas las cuatro de la tarde de ayer, tras remar, en dos etapas. Todo comenzó el sábado desde la histórica zona de Paso Marsicano, donde recaló Darwin en su viaje a la Patagonia, hasta Caleta Tiburón primero, y luego la segunda etapa que los condujo nuevamente a tierra firme.
Hubo particiipantes de Puerto Deseado y también de diversos puntos del país, interesados en esta prueba no competitiva que se llevó a cabo por cuarto año consecutivo, en el marco de los acontecimientos del "verano en la ría". Miguel Irigoyen (foto), fue nuevamente uno de los incansables organizadores de esta travesía náutica única en el país, como es única la ría en Sudamérica por su ingreso de agua de mar a lo largo de cuarenta kilómetros. La colaboración del Club Náutico Capitón Oneto y la Prefectura Puerto Deseado fue fundamental para garantizar las mejores condiciones de seguridad y la atención que requieren los participantes de una prueba tan exigente.