EL ORDEN DIGITAL

martes, 25 de noviembre de 2008

SALUD

DIRECTIVAS DEL HOSPITAL DE PUERTO DESEADO NEGARON SU RENUNCIA
Se vivió una difícil situación por falta de anestesista
El pasado viernes, en horas de la mañana, salió a la luz una desafortunada circunstancia que puso en vilo a la población deseadense, ya que el nosocomio local había quedado, transitoriamente, sin profesionales en anestesiología. Esto determinó que algunas cirugías programadas y cesáreas fueran derivadas a Caleta Olivia, a doscientos kilómetros de distancia.
La pediatra Bibiana Zubimendi, integrante del equipo directivo del hospital, admitió este hecho, explicando que una de las anestesistas se encuentra hace varias semanas con licencia por enfermedad, en tanto su hermana, que es la otra especialista en este delicado tema, también se ausentó por razones de salud. "Esta es una especialidad crítica no sólo en Deseado o en Santa Cruz, sino en todo el país", declaró.
Con respecto a otra falencia que se agudizó en los últimos días, al encontrarse con licencias por diversos temas los cuatro profesionales ginecólogos del hospital, indicó que otros médicos estaban colaborando para brindar asistencia en los numerosos partos que se producen en la ciudad. "Esta necesidad está cubierta, hasta tanto se normalice la situación de quienes tienen esta especialidad, no hay ninguna situación que no pueda ser resuelta", dijo.

Rápida respuesta
En la tarde del sábado, la médica Magdalena Covello, también directiva del hospital de Deseado, informó a la comunidad que ya se encontraba cumpliendo sus funciones el anestesiólogo Miguel Angel González. "Debo destacar la rápida y solidaria respuesta que nos brindó la Subsecretaría de Salud Pública, supliendo esta necesidad tan crítica para nuestra comunidad, especialmente en potenciales situaciones de emergencia", manifestó.
El profesional, que estará en Puerto Deseado durante un tiempo limitado, a la espera de la reincorporación de las doctoras Ojeda, titulares del área, tuvo que atender la primera intervención quirúrgica de urgencia el domingo por la tarde, cuando se produjo una gresca que generó un herido de arma blanca. "Si no hubiéramos contado con este anestesiólogo, hubiera sido muy difícil que el paciente pudiera llegar a Caleta Olivia para ser operado, por la pérdida de sangre que había sufrido", señaló la doctora Covello en declaraciones al programa radial "Deseado Revista" (FM DESIRE).
Las directivas del hospital negaron que, en algún momento de estas complicaciones, hubieran presentado su renuncia al cargo. "Puede ser que en medio de una situación tan estresante haya tenido alguna expresión desafortunada, pero queremos trabajar para mejorar el sistema de salud, somos responsables de una comunidad de dieciocho mil personas y queremos seguir trabajando con el apoyo del gobierno provincial y de nuestros colegas", finalizó Covello.