EL ORDEN DIGITAL

viernes, 21 de noviembre de 2008

LA INTERNA CALIENTE DEL PJ/ Tres listas competirán el 30 de noviembre

UNA INTERNA CALIENTE
Los veintisiete grados a los que llegó Puerto Deseado este jueves pueden considerarse temperaturas antárticas frente a los registros que pudieron observarse en los distintos cenáculos del justicialismo local. A diferencia de lo logrado en otras localidades, a orillas de la ría los ánimos no presentan ningún atisbo de unificación. Este es un hecho que no ignoran las autoridades provinciales, sometidas desde hace muchos meses a contradictorios llamados telefónicos y misivas en las cuales los dirigentes políticos y gremiales se desautorizan y descalifican recíprocamente.
Este proceso se aceleró allá por 1999, cuando se produjo la primera contienda electoral en la que se enfrentaron Luis Ampuero y Arturo Rodríguez. Tras dos caídas, la tercera fue la vencida y Ampuero pasó a ocupar la intendencia en tanto Rodríguez tendrá hasta el 2011 su banca de diputado nacional. "Todavía no aceptan que les ganamos por paliza", dijo hace unos días el presidente del concejo deliberante, ampuerista de la primera hora, Jorge "Moroco" Navarro. Rodríguez no ha perdido oportunidad de formular críticas públicas al actual jefe comunal, despertando las iras de todos sus colaboradores.
Por otra parte, en los comienzos del "Frente de la Esperanza", Arturo Rodríguez caminaba de la mano con la entonces concejal Selsa Hernández y el concejal Ramón Alí. El tiempo los alejó, los separó y ahora los vuelve a juntar. Selsa Hernández llega a ser candidata de la lista Blanca en la interna del PJ con el apoyo el actual legislador nacional, llevando como vicepresidente a Juan Domingo Marucco, actual tesorero del partido, hipercrítico de la gestión municipal y de sus funcionarios, a quienes ha acusado reiteradamente de no efectuar los aportes partidarios establecidos en la carta orgánica.
Ramón "el turco" Alí respalda a un dirigente gremial identificado hace unos años con APAP, y activo participante de los reclamos gremiales municipales durante este año, Román Soto, a quien acompaña Sandro Lincomán, quien ha manifestado recientemente su intención de participar en forma activa en la política local tras un encuentro con el gobernador Daniel Peralta en Río Gallegos.
En la lista oficialista, la "Amarilla", como el color que identifica al intendente Luis "Pato" Ampuero, aparece encabezando Roberto Kuhnle, quien fue, el año pasado, candidato a diputado por pueblo acompañando a Selsa Hernández, que pretendía llegar a la intendencia. Los cruces, encuentros y desencuentros, quedan aquí bien claros, pero el gobierno municipal busca y necesita una reafirmación del triunfo electoral de octubre del 2007.
Los pronósticos son inciertos. Es cierto que la gestión Ampuero pasa por momentos difíciles, y que existen fuertes cuestionamientos por actitudes de algunos funcionarios, pero también debe considerarse que la división de los sectores que lo enfrentan puede favorecer en los números a la lista amarilla. También suele decirse que el Partido Justicialista, habitualmente cerrado y sin actividad fuera de los períodos preelectorales, no tiene mayor importancia. Si así fuera, alguien debería explicarle al ciudadano independiente por qué tanto fervor, tanto despliegue, tanto intento de seducción y hasta algunas amenazas veladas y facturas por viejos favores en el marco de la interna.