EL ORDEN DIGITAL

lunes, 10 de noviembre de 2008

DELICADA SITUACION SANITARIA SE VIVIO EN EL HOSPITAL POR FALTA DE AGUA

OTRO LARGO CORTE DE LUZ AFECTO A PUERTO DESEADO
Irritación de padres por falta de agua en el Hospital

Otro prolongado corte de luz afectó a un amplio sector de la población de Puerto Deseado, ya acostumbrada a este tipo de situaciones. Fue el jueves pasado, desde las 6,40 hasta las tres de la tarde.
El informe emitido por Oscar Flandes, titular de la gerencia local de SPSE dio cuenta de un daño en la botella de media tensión de salida nro. 2 y cable subterráneo que une la celda con la salida. A las 10,15, cuando se iba a tensar la línea, se fisuró la columna de retención. Esto obligó prolongar los trabajos durante casi cuatro horas más.
Hace poco menos de un mes se había producido otra interrupción del fluido eléctrico que afectó a la totalidad de los usuarios, y que se prolongó durante más de diecisiete horas.
Entre otras consecuencias, el corte de luz produjo problemas con el bombeo de agua a la ciudad, por lo que el suministro del vital elemento estuvo interrumpido durante cuarenta y ocho horas, restableciéndose en forma normal recién el domingo por la mañana.

PELIGRO
Esta carta -firmada por Carlos Javier Palacio (DNI 3051010) y Andrea Vera (DNI 22632904), padres de un niño de cinco años- muestra el patético cuadro que se vivió el viernes, y al menos durante parte de este sábado, en el Hospital Distrital de Puerto Deseado.

"Carta apelando al sentido común
Dirigida a los gobernantes, autoridades edilicias, autoridades municiapels, a toda entidad de bien público y "al que le quepa el chaleco del sentido común".
Somos los padres de un menor de cinco años que estuvo internado en el Hospital Distrital de Puerto Deseado, desde el martes 4 de noviembre hasta el viernes 7 de noviembre, estando en observación y tratamientos con antibióticos.
El viernes 7 de noviembre alrededor de las 10,30 hs. el nosocomio de esta localidad se queda sin agua, sin dar solución durante todo el día. Pedimos en reiteradas oportunidades un balde de agua para desagotar el inodoro de la habitación. Pasadas ya 12 horas desde la interrupción del servicio, solicitamos nuevamente un balde de agua para lo básico de la higiene, pidiendo una solución a las autoridades del Hospital, los cuales delegan la responsabilidad a S.P.S.E., estos últimos al municipio y el municipio a la gobernación de la provincia.

Preguntamos...
¿El Hospital de Puerto Deseado cuenta sólo con cuatro tanques de agua como nos informó el médico de guardia?
¿Dependemos únicamente de S.P.S.E. para el abastecimiento de agua en el Hospital?
¿Sería mucho decir que después de 12 horas con los inodoros llenos de materia fecal es un foco infeccioso el mismo establecimiento sanitario?

Preguntas para los padres
¿Dejaría su hijo internado sin contar con el elemento vital, el agua?

No queremos dar nombres de los protagonistas de este día fatal, no queremos "excusas", lo que queremos es una solución a este problema que nos afecta a todos. Comprendemos la situación económica de la provincia, comprendemos la situación económica del municipio, comprendemos a las autoridades del hospital, pero... ¿quién nos comprende a nosotros que estuvimos con nuestro hijo internado?
Por favor, sentido común".

PROBLEMAS
Prensa Libre pudo dialogar con la administradora del Hospital, Silvana Cis, quien destacó que el municipio, a través de Daniel Ampuero, conductor del camión "aguatero", llevó el vital elemento en dos oportunidades, pese a ser día no laborable para los empleados de la comuna, pero la cantidad que pudo lograr era insuficiente, ya que Servicios Públicos no contaría con reservas suficientes, tal como ocurrió con otros entes provinciales y nacionales.
Pudo saberse también que no es la primera vez que el nosocomio se queda sin agua, pero en ocasiones anteriores se logró resolver el problema rápidamente.