EL ORDEN DIGITAL

viernes, 7 de noviembre de 2008

columna de opinión

EL TURISMO, EL EMPLEO Y EL INGRESO

Escribe el Lic. Daniel Martínez Llaneza

El turismo resulta una actividad económica de mucha importancia por estos tiempos, tanto a nivel particular de la provincia de Santa Cruz como también de la Argentina en general.
Alrededor de 1.000 millones de personas visitan y disfrutan su estadía en lugares distintos al de su residencia habitual, esto implica mucho dinero gastado en viajes, servicios y bienes en general, entre otras muchas transacciones que implica el turismo.
La llegada de turistas que ingresaron entre junio del año 2007 y junio de 2008 por el Aeropuerto Internacional de Ezeiza alcanzó la cifra de 2.3 millones de personas, estos arribos generaron 30,9 millones de pernoctes y un gasto total estimado de algo más de u$s 3.000 millones.
Esto demuestra en alguna medida el impacto sobre los circuitos turísticos que tiene el ingreso de turistas del extranjero, al que debe sumarse el impacto del turismo nacional.
Las cifras brindadas por el INDEC en junio pasado dan cuenta de algunos datos curiosos, los turistas extranjeros de menor permanencia en dias en el país son los procedentes de Brasil y de Chile; algo mayor es la permanencia en dias del resto de los países limítrofes. Estas cifras contrastan fuertemente con el gasto diario per capita, en donde los brasileños erogan u$s 162,4 y los chilenos una suma de u$s144,2, países ambos en los cuales los ingresos de los residentes se encuentran altamente dolarizados.
Los europeos en general tienen una permanencia muy elevada en el país, y su gasto diario evidentemente decae a U$S 72, casualmente la mitad que lo gastado por un turista chileno, aunque mientras este último permanece alrededor de 5 dias un europeo lo hace 29 dias. Si se analiza en términos promedio, los datos permiten decir que un turista chileno gasta en Argentina una cantidad de alrededor de u$s 836, mientras que un europeo (si bien todas las procedencias no son iguales se estipula un valor promedio) gasta u$s 2.088, si esto mismo lo analizamos para un turista brasileño dicho ingreso materializa un gasto en bienes dentro de las fronteras nacionales de u$s 909.
Los turistas procedentes de los restantes países latinoamericanos, como Uruguay, Paraguay y Bolivia permanecen 6.2 dias en promedio y gastan u$s 98.9, lo que genera un desembolso global de u$s 613, obedeciendo también a ingresos reales per capita inferiores de sus respectivos países.
Esto ocurre mientras los turistas argentinos que viajaron al exterior registraron entre enero y diciembre de 2007 una cantidad de 25,4 millones de pernoctes, esto da un saldo superavitario al turismo que se recibe en Argentina en 5,5 millones de pernoctes, que se traduce en u$s 825.6 millones.
El que Argentina reciba más turistas que los que envía al resto del mundo representa un saldo superavitario de 2807 millones de pesos, que crean riqueza, fortalecen la inversión, crean y sostienen empleos, dinamizan y fortalecen la demanda de bienes y servicios, en resumen crean incentivos muy fuertes para la innovación e incorporación de tecnología.
La provincia de Santa Cruz recibe anualmente una muy buena cantidad de turistas tanto extranjeros como nacionales. En particular el circuito conformado por El Calafate y Ushuaia recibieron en el II trimestre de 2008 el 3,1% del total del turismo receptivo del ingresado por el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Estos números dicen que todavía queda mucho por hacer, un largo camino por recorrer para que ese turismo NO sea exclusivamente para El Calafate. Aunque satisface ver que un lugar de Santa Cruz figura entre los destinos nacionales del interior más importantes, no deja conforme a muchas poblaciones de Santa Cruz que preferirían ‘estar más integradas’ en el circuito turístico provincial.
En este sentido y con las tasas de crecimiento que mostrará el volumen de turismo a nivel mundial, una vez se aquieten las aguas de la crisis de las subprime que alcanzó a la economía mundial, sería muy esperanzador el aunar esfuerzos en promoción no solo del destino ‘mas representativo’ de Santa Cruz como lo es El Calafate sino también lograr que este destino tan poderoso en cuanto al atractivo que posee pueda ‘traccionar’ a otros destinos provinciales menos tradicionales, para que ellos se incorporen definitivamente al circulo virtuoso de la prosperidad.
Será una tarea conjunta y coordinada del sector privado tanto local como nacional involucrado, y el sector público municipal, provincial y nacional.

www.magnamedia.com.ar