EL ORDEN DIGITAL

jueves, 16 de octubre de 2008

RECLAMO Y PROTESTA DEL PERSONAL DE COSERENA

QUEMARON CUBIERTAS SOBRE LA RUTA 281

Trabajadores de COSERENA, firma propietaria del dique seco de reparaciones navales de Puerto Deseado, se manifestaron desde el comienzo de esta semana sobre la ruta 281, en el acceso a la empresa, donde quemaron cubiertas para reclamar por el atraso salarial que se ha producido.
Daniel García, del SAON (sindicato de obreros navales), dijo a canal 2 Vía Patagónica que "la situación actual que tenemos es un atraso salarial que lleva una semana. Deberíamos haber cobrado el lunes de la semana pasada. Si bien hemos tenido noticias de que la empresa iba a saldar los sueldos el día de hoy (por el miércoles), el motivo principal de esta marcha es para que quede en claro que nosotros venimos sufriendo estas situaciones desde hace varios años. Entendemos la situación de la empresa, pero la construcción del dique la terminó financiando en parte el sueldo de los trabajadores, porque una vez que se terminó la obra se estuvo varios meses sin cobrar sueldos".
"Tenemos la construcción del pontón para la Armada y estamos en la misma situación. En un mes estamos hablando de mucho dinero, son 400.000 pesos por mes en sueldo, que si vos te atrasás en tres o cuatro meses en sueldos hablamos de mucho dinero, que al final es pagado al empleado en cómodas cuotas y sin intereses. El empleado al final termina pagando reconexión de luz, de video o intereses de tarjetas. Desde hace dos años veníamos trabajando bastante bien, sólo con pequeños atrasos, pero al ver que esta situación puede volverse más complicada, cobrando la mitad del sueldo o con atrasos mayores, hemos tomado la firme decisión de comunicarle al Ejecutivo Municipal y al Concejo Deliberante que los trabajadores ya no van a financiar ningún megaproyecto de ningún empresario ni provincial", expresó García al programa "Informe de la pesca patagónica".
En declaraciones a FM DESIRE, el representante gremial puntualizó que "comenzamos con quite de colaboración y desde el sábado comenzamos con la quema de cubiertas", detallando que "el martes por la mañana se comunicó con nosotros Roberto Fernández, diputado por el pueblo, quien había hablado con la empresa y le habían anticipado que cobraríamos el martes, cosa que no se cumplió".
Los operarios manifestaron haber sido "muy bien atendidos", tanto en el ámbito del concejo deliberante, como en el municipio local, donde dialogaron con el intendente Luis Ampuero. "Estamos temiendo que esta sea una nueva recaída de la empresa, en la cual como siempre terminamos pagando el plato roto los trabajadores", advirtió García.

GUARDIA POLICIAL
"Nos hemos encontrado con guardia policial para custodiar los bienes de la empresa, lo que nos parece estupendo, porque en diez años no se tocó ni un vidrio, y menos ahora... esto nos favorece para no quedar pegados ante cualquier situación que pudiera producirse", planteó.
El representante gremial aclaró, en el programa radial "Azúcar, Pimienta y Sal", que la protesta -que incluye a unas noventa y seis personas que se desempeñan en planta permanente- no afecta el libre tránsito por la ruta nacional 281, único acceso a la ciudad. "La fuerza motora de la empresa, incluyendo a todos los trabajadores del astillero y los subcontratados que estaban construyendo el pontón flotante para la Armada, han adherido a esta medida", detalló.

ATRASOS
García aclaró que "los barcos dejaron de ingresar al dique para reparaciones antes del comienzo de nuestro reclamo". Si bien reconoció que "diez días de atraso no es tan significativo, pero hay que recordar que después de la inauguración estuvimos ocho meses sin trabajo... después estuvimos cinco o seis meses más; cuando construimos el Tabeirón Tres nos quedaron adeudando tres o cuatro meses de sueldos, que después se refinanciaron".
Con respecto a las razones de este retraso, García planteó que "la empresa dice que la provincia le debe cuatro o cinco millones de pesos y el director de Trabajo dice que no le deben nada... nosotros no estamos ni de un lado ni del otro, no sabemos cuál es la verdad".