EL ORDEN DIGITAL

viernes, 3 de octubre de 2008

CABALLOS EN LA RUTA 281 CASI PROVOCAN UNA TRAGEDIA

PUDO SER UNA TRAGEDIA
Caballos en la ruta 281 impactaron contra un vehículo

Héctor Aguilar, conductor de un VW Polo gris, relató emocionado a Prensa Libre la odisea vivida en la madrugada del jueves, cuando regresaba -junto a otras dos personas- desde Caleta Olivia a Puerto Deseado, por la ruta nacional 281.
Aguilar, con otros dos dirigentes del fútbol regional, Almirón y Núñez, habían participado en la ciudad petrolera de una reunión de la Liga Norte de Futbol, y cerca de las dos de la mañana, a unos veinte kilómetros de Deseado, se toparon con varios equinos sueltos, que se desorientaron con las luces y los pusieron al borde de la muerte.
"No quise pegar una volanteada fuerte porque íbamos a parar a la banquina y el auto iba a volcar", relató Aguilar, amargado por los severos daños sufridos por el vehículo, pero con la tranquilidad de haber salvado la vida.
El conductor del auto y sus compañeros alcanzaron a observar que uno de los caballos se precipitaba contra el parante lateral. "Si hubiera impactado contra el parabrisas, otra sería la historia, no estaríamos hablando", declaró a este diario Darío Almirón. "Cuando pude aminorar la velocidad, en pocos segundos, vi la cabeza del caballo que venía a golpear contra el vehículo", explicó Aguilar.
En medio de su conmoción, el propietario del vehículo, quien reclamó "responsabilidad" a los propietarios de los equinos que quedan sueltos, poniendo en peligro numerosas vidas, destacó la actitud solidaria de los jóvenes policías que cumplían su guardia en el destacamento Tellier. "A pesar de que no tenían agua, se desvivieron por atenderme con los pocos elementos con los que contaban, especialmente cuando vieron que tenía una mano muy lastimada", dijo.
Ante la consulta periodística, Aguilar y Almirón confirmaron que llevaban abrochado el cinturón de seguridad, elemento que les permitió salvar sus vidas en el momento de la inesperada colisión.
La ruta 281 fue alambrada a partir de gestiones que llevó a cabo la ex concejal Selsa Hernández y que Vialidad Nacional concretó durante el gobierno de Néstor Kirchner, pero, evidentemente, la indolencia de algunos propietarios de caballos en las cercanías de la pequeña localidad de Tellier está requiriendo otras acciones preventivas para evitar nuevos accidentes.