EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 24 de septiembre de 2008

PESCA/ Agrupaciones autoconvocados envían carta al gobernador Peralta

LA CARTA
Este es el texto de la nota elaborada por representantes de diversas agrupaciones gremiales y políticas de Puerto Deseado -entre ellas la Agrupación de Marineros Santacruceños, ADOSAC, la Agrupación 17 de Noviembre y la UCR-, y destinada al gobernador de la provincia, Daniel Peralta:
"En la ciudad de Puerto Deseado a los veintidós días del mes de septiembre de dos mil ocho, distintos sectores abajo firmantes, referentes de la comunidad en general, haciéndose eco de la preocupación existente respecto de la economía de la sociedad, cuyo máximo exponente es la explotación del recurso pesquero y teniendo en cuenta el impacto socio económico, directo e indirecto, que la mencionada actividad genera a favor del desarrollo de la comunidad y que la misma se encuentra en una situación crítica, debido al manejo poco claro de las políticas en la materia que se vienen llevando a cabo, entre los cuales se encuentra la omisión casi por completo del régimen federal de pesca (ley 24922) en cuyo capítulo I art 1º se estipula claramente que "...el ejercicio de la pesca marítima debe ser en procura del máximo desarrollo compatible con el aprovechamiento racional de los recursos vivos marinos... favoreciendo el desarrollo de procesos industriales ambientales apropiados que promuevan la obtención del máximo valor agregado...". Tampoco se han respetado los mecanismos establecidos por la ley provincial de pesca 1464 y 2144 que en su art. 13 dice: "...en el caso de que los permisos o concesiones relativos a la pesca marítima que define el art. 4 ap. 2 de la presente, el Poder Ejecutivo los otorgará sujeto a la ratificación dada por la honorable Cámara de Diputados de la provincia de Santa Cruz hasta tanto se conforme por ley un Consejo Provincial de Pesca".
"Sumado lo anteriormente dicho a la falta de transparencia en la concesión de los permisos de pesca, que estimula a pensar, en acuerdos secretos entre funcionarios y representantes gremiales, se impone por parte de los sectores que suscriben una manifestación en pro de la defensa de los intereses de la pesca que incluye, en gran porcentaje, a la comunidad toda, exigiendo se revean los mecanismos utilizados en la cuestión que hoy nos ocupa, incluyendo en la discusión a los representantes de los sectores que no han sido tenidos en cuenta en las decisiones tomadas, promoviendo un malestar generalizado en la ciudadanía".