EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 17 de septiembre de 2008

PARALIZARON OBRA DE CONSTRUCCION DE UNA ESCUELA

Una confusa situación, que derivó en una protesta gremial, se produjo este martes en la obra de la nueva escuela EGB de Puerto Deseado, ubicada frente al Jardín de Infantes nro. 56, sobre la calle Puerto Argentino.
Según lo denunció el secretario general de la UOCRA, Raúl Aguilar, la empresa Tawara, adjudicataria de esta construcción, contrató personal proveniente de la ciudad de Buenos Aires, desplazando a los obreros radicados en Puerto Deseado que se encontraban trabajando en el lugar.
De inmediato, el gremio puso esta irregularidad en conocimiento de la Dirección de Relaciones Laborales y Portuarias, cuyo personal constató que se habían incorporado trece obreros recién llegados del norte del país.
En las primeras horas de la mañana, y en una situación poco común, el gremio de la construcción decidió impedir el acceso a los nuevos contratados y paralizar la obra hasta que el gobierno provincial imponga sus condiciones a la empresa contratista.