EL ORDEN DIGITAL

viernes, 12 de septiembre de 2008

"Estamos importando conflictos", sostuvo Gonzalo Damond

EMPRESARIO MINERO RECHAZA ACUSACIONES Y ACLARA QUE "NO HAY NADA OCULTO"
"Estamos importando conflictos", sostiene Gonzalo Damond

Gonzalo Damond, gerente comercial de la empresa "Estelar Resources", se mostró "sorprendido" y salió al cruce de las críticas formuladas en los últimos días a ese proyecto minero radicado en la zona de Cerro Moro, en cercanías de Puerto Deseado.
El empresario invitó "al párroco y a toda la comunidad a visitar el emprendimiento, para que puedan ver lo que estamos haciendo, porque no hay nada oculto". "Somos una empresa seria, una empresa radicada en la Argentina, que tiene las intenciones de hacer todas las cosas bien, y no tenemos ninguna razón para ocultar nuestro trabajo", sostuvo.
En declaraciones a medios locales, refutó conceptos del párroco de Deseado, Enrique Lapadula, y dijo que "hay universidades, y políticas que controla el estado nacional, por lo que no se pueden generalizar las críticas, por respeto a los geólogos, a los ingenieros en minas y a todas las personas que trabajan en la actividad".
"Se hace menciones a leyes de vieja data que favorecen este tipo de proyectos", dijo Damond, señalando que "estos son proyectos de largo plazo, por lo cual las leyes ofrecen estabilidad fiscal y permiten desarrollar el trabajo sabiendo cuáles van a ser las reglas de juego".
"Cuando se dice que las empresas van a cumplir con las leyes, digo que sí, que cumplimos con la ley, cumplimos con las normas de buenas prácticas que acordamos con las comunidades y además cumplimos con las auditorías internacionales que nos permiten financiar los proyectos que hacemos", aseveró, calificando como "una falacia cuando se habla de que no estamos controlados, porque venimos predicando desde el primer momento que estamos abiertos a todos los controles".
El representante de la empresa Estelar aclaró que "si los resultados fueran favorables el proyecto arrancará en un año y medio aproximadamente, y no están definidos los medios de explotación". "En esta etapa de exploración no se usa absolutamente nada de cianuro, y con respecto a las cantidades de agua que se utilizan, están solicitados los permisos al gobierno provincial y están incluidos en nuestro compromiso con los superficiarios, por lo que está todo claro y transparente", sentenció, añadiendo que "tenemos presentados y aprobados nuestros estudios de impacto ambiental".

MOVIMIENTO ECONOMICO
Frente a las acusaciones que hablan del escaso movimiento económico que genera la actividad minera, Damond planteó que "es indudable que genera movimiento, y basta ver la experiencia de San Julián, para darnos cuenta que este tipo de emprendimientos dejan un gran valor para la comunidad donde se radican". "Inclusive, en el caso de San Julián, la crítica interna fue no haber estado a la altura de las circunstancias y poder trabajar más con proveedores locales", acotó.
"Esta actividad genera importantes recursos, no sólo para las arcas provinciales y municipales, sino para proveedores locales y para desarrollo de mano de obra", subrayó Gonzalo Damond, señalando que "si lo modelamos entre todos y lo convertimos en un proyecto piloto para Puerto Deseado, puede ser un modelo para que otros emprendimientos crezcan y se desarrollen en la zona".
En este mismo orden, aseguró que "este proyecto no va a convertirse en la principal fuente de trabajo de Puerto Deseado, pero va a contribuir a diversificar su economía y a que mayor cantidad de gente deseadense pueda cumplir sus expectativas laborales y profesionales en la localidad, sin necesidad de trasladarse a otros lugares, y va a ser un paso inicial para el desarrollo de una minería sustentable en la región".

FORO
El empresario sostuvo que "lo más respetuoso para la comunidad va a ser que el tema del agua que se utiliza sea explicado, no por el párroco ni por el gerente de la compañía sino por algun hidrogeólogo que pueda explicar adecuadamente la situación". destacando la voluntad de "llevar estos temas a una mesa de diálogo donde nos podamos manifestar honestamente cuáles son nuestras inquietudes y nuestras expectativas y cómo vamos a trabajar".
Gonzalo Damond manifestó su desacuerdo con "las maneras en que se está debatiendo, trayendo personas de otros lugares donde hay proyectos que están avanzando". "De esa manera estamos importando conflictos para traerlos a Puerto Deseado, y tiene que ser la gente de la comunidad la que llegue a resolver estos temas", finalizó.