EL ORDEN DIGITAL

lunes, 8 de septiembre de 2008

EL PARROCO DE PUERTO DESEADO ADVIRTIO SOBRE POSIBLES PIQUETES Y COMPARO LA MINERIA CON LA EFEDRINA

"El día que hagamos un piquete se van a dar cuenta todos"
EL PARROCO LAPADULA COMPARA LA MINERIA CON EL CASO DE LA EFEDRINA

Enrique Lapadula, párroco de Puerto Deseado, cuestionó las leyes de minería y sostuvo que esa explotación contamina, produciendo pocos beneficios. "No creemos en los controles del estado", declaró. "Eso viene solo", dijo en referencia a probables piquetes por el cianuro.

El cura párroco de Puerto Deseado, Enrique Lapadula, integrante del grupo de "autoconvocados" que organizó el "foro" realizado el fin de semana último, comentó la polémica desatada alrededor del emprendimiento minero próximo a explotarse en la zona de Cerro Moro, diciendo que "desgraciadamente algunas cosas tendrían que llegar sin tanto candombe", añadiendo que "si no hay candombe la gente no se entera, y si hay candombe se asusta".
El religioso consideró que "hay problemas muy serios que tendrían que resolverse", mencionando a "las leyes de Menem, que son un desastre, a juicio de muchos". "Estamos rifando el patrimonio del Estado nacional, porque en lugar de contratar una compañía para que explote nuestro oro, le damos licitación para que explote", sostuvo, agregando que "me parece tremendo que los gobernantes trabajen con el adormecimiento de la gente".
"Quiero que se despierten los ciudadanos, porque van a ser responsables", dijo Lapadula en declaraciones a FM DESIRE, aclarando que "entre los autoconvocados hay gente que está contra la minería y hay gente que quiere que se salve lo que pueda de la minería". "Dentro de cincuenta años, cuando colapse todo esto, los dueños de las empresas nos van a decir que no hicieron nada ilegal, sino que cumplieron las leyes", sentenció. "La Patagonia tiene derecho de despegar, pero no de despegar de cualquier manera", reflexionó.
"Peralta ha dicho que no va a haber minería en la cordillera y en los lugares turísticos", subrayó el párroco, para opinar luego que "la minería trae contaminación y beneficios para unos pocos que les venden un sandwich o les traen algunas cosas". "Si realmente se da la contaminación ese lugar no se puede usar para la ganadería durante diez siglos", sostuvo.
Lapadula reclamó controles ciudadanos sobre la explotación minera porque, a su juicio, "no creemos ni en el gobierno que forma parte de la explotación ni creemos en los pobres funcionarios que los hacen inspeccionar, mientras estas empresas tienen mucho dinero para obsequiar al que inspecciona". "Queremos inspeccionar nosotros", declaró, comparando la situación con lo ocurrido recientemente a nivel nacional con la efedrina. "La Argentina estaba importando cinco veces más efedrina que Estados Unidos y nadie se daba cuenta; las droguerías quebradas financiaban la campaña del gobierno y nadie se daba cuenta, dejémonos de pavadas", enfatizó.

¿PIQUETES?
"Esta gente está apurando todo... ni siquiera informa que está pasando el cianuro por el puerto", continuó el párroco deseadense, agregando que "esto pasa porque todavía no hicimos ningún piquete, porque el día que hagamos un piquete se van a dar cuenta todos". "No estoy convocando a un piquete, porque eso se hace solo", sostuvo.

2 comentarios:

Mariano dijo...

Quiero seguir opinando con el más profundo respeto a los demás usuarios de este medio..me permito reflexionar sobre comentarios vertidos en otras notas:

"El argumento principal de los más tímidos, es la no confianza en el estado, los políticos y los empresarios corruptos, argumento tan patético como hipócrita, ya que si tales políticos están en la función publica es simplemente porque la mayoría del pueblo los voto.."...

Opinión: no creo ser el más tímido ni desconfiado, sí creo que todos estamos cansados de oír anuncios apocalípticos que se presentan como la salvación a todos nuestros males. El discurso sería en general: “Si no aprovechamos esta oportunidad, estamos condenados al fracaso”.Una falacia, pues los que defienden o dicen NO A LA MINA, lo que quieren decirnos es: no a la contaminación excesiva, no a un mal negocio por parte del Estado (vender sus recursos obteniendo un canon irrisorio en contraposición a las ganancias de las empresas trasnacionales que lo explotan), no al constante sometimiento de aceptar todo lo que los iluminados de siempre nos quieren hacer creer.
No hay que tergiversar el discurso de los mal llamados opositores, ellos no ven en esa “posibilidad”, un futuro de crecimiento y desarrollo para Puerto Deseado de la mano de la minería.
Además, aquellos que votaron al gobierno, no tienen derecho a disentir en este tema y oponerse a la concreción de este proyecto?...

“Hoy veo, preocupado, como se atenta contra proyectos de importancia estratégica tales como los mineros o los energéticos, para nombrar algunos de ellos. (NO a la mina en perito moreno, NO a la mega usina en el turbo (…) pretenden mantenernos atados a condiciones de subdesarrollo crónico y que en algunos sectores de la población sin mala fe, pero con poca información, han logrado suplantar la idea fuerza del crecimiento por los dogmas del ultra conservacionismo irracional..”

Opinión: conozco gente que trabajó en la mina de Perito Moreno y me comentaba como va cambiando el paisaje a medida que la explotación avanza, y que la maquinaria utilizada en el proceso de extracción era la que había quedado de otro proyecto (en otro país, claro). Existe información, que poseo y no domino completamente por ser inexperto en la materia, de los efectos que la actividad genera; pero mi escaso conocimiento alcanza para darme cuenta que nos va a perjudicar a largo plazo.
La estrategia perfecta sería: explotar un recurso, acabarlo e irse a sus países a disfrutar de las ganancias obtenidas. El resultado para el Pueblo: un recurso no renovable depredado (esa es la palabra), escasísima generación de empleo, entorno contaminado, recaudación mínima, peor redistribución de la riqueza que generan los recursos naturales que son nuestros, no de ellos, y un pasivo ambiental que no se puede calcular, o mejor no calcularlo, porque no nos conviene, pensarán los responsables de llevar adelante estos propósitos. También se puede nombrar el aumento de las patologías respiratorias, el incremento del riesgo de contraer cáncer, depredación de flora y fauna, alto consumo de agua (ese problema que ningún gobierno en Puerto Deseado pudo solucionar), entre muchos otras consecuencias adversas.
La importancia estratégica no es más que la sustentabilidad de la actividad, poder generar beneficios para el conjunto y no para unos pocos, sin perjudicar a ésta ni a las generaciones futuras.
Éste es el eje de discusión. Sabemos cuanto valen nuestros recursos? En función a qué cobramos el canon o determinamos las regalías que “pagan” las empresas? Es posible obtener un valor de ellos para saber si la relación costo-beneficio es positiva? Si esto no es así, qué importancia estratégica tiene la actividad minera? Pueden utilizarse tecnologías de extracción con menor índice de contaminación?
La estrategia no es, sino se tienen en cuenta todos y cada uno los factores en juego. Un Estado presente realizando un estudio de impacto ambiental serio y responsable, calculando cuánto valen los recursos – no solo minerales - que estamos vendiendo al mejor postor. Alguien lo sabe?

“Puede decirse que la minería ninguna otra actividad industrial, ha producido los más asombrosos cambios, no solo en su transformación técnica y económica, como soporte de una moderna concepción del desarrollo sustentable, sino también en la percepción que se tiene del cuidado ambiental donde se realiza la explotación minera”…

Opinión: todo esto vale, para otros países, no es el caso de Argentina, o sí? Al menos yo no lo veo. No tengo el dato exacto, pero la minería representa menos del 1% del total del PBI mundial. Desarrollo? crecimiento? O necesidad de minerales de los países ricos? Entiendo que los avances se dan en parte por la utilización de estos elementos. Dato: Más del 60% de la producción de los minerales más importantes lo consumen los países más industrializados. Argentina no está en esa lista.
Es por el impacto que genera la minería, que debe ser una de esas actividades controladas estrictamente en todas sus etapas, desde la prospección y explotación hasta el transporte, procesamiento y consumo
Se puede argumentar que la minería es necesaria para suministrar diversos bienes y necesidades (básicas o no) a los seres humanos, pero lo que no se puede argumentar es que sea sustentable, siendo como es una actividad basada en la extracción de recursos no renovables.
Por ello, una cosa es transformar o modificar el entorno en qué vivimos, y otra muy distinta es devastar los recursos naturales. Si la minería es necesaria (que lo es en cierta medida), entonces que se produzca solo aquello indispensable para la vida humana y que no se permita el negocio que existe alrededor de esta actividad…

“El pensamiento de la sabiduría nos lleva a reflexionar que nadie puede permitir que el hombre malogre su salud, su bienestar, su calidad de vida en favor de su actividad económica, pero tampoco que sufra necesidades y, peor aún, se mantenga en la pobreza y la inanición por conservar la naturaleza de su paisaje”… ¿Sería posible la vida del hombre sin las sales, sin los sulfatos o, sin la energía? Hoy no habríamos alcanzado el nivel de vida que tenemos sin los minerales”…

Opinión: entiendo que la población quiere lo mejor para el lugar donde vive, todos estamos de acuerdo -pienso- en que no es bueno contaminar nuestro hábitat. Ahora, que si no realizamos actividad minera no tenemos otra salida, esto sí no lo comparto. Ya saben porqué. Sin dudas que no hubiésemos avanzado o alcanzado el nivel de vida actual, pero es fundamental minimizar los efectos negativos de la minería y de todas las industrias contaminantes…y eso, digan lo que digan, no es posible de alcanzar en este país.
Para que quede claro, la producción de los principales metales ha crecido exponencialmente, más (mucho más) que proporcionalmente a lo necesario para satisfacer las necesidades humanas. Porqué será?...
Por último, considero que en la buena y clara información está la clave, todos debemos estar informados sobre los riesgos que acarrea y los beneficios que genera la explotación minera –si es que los tiene-. Si esto es tan bueno como se pregona, entonces que todo el proceso sea transparente, público e imparcial.

Mariano

guadalupe dijo...

si. la efedrina de maradona en el mundial 68 que nos perjudico anosotros los sudafricanos del norte