EL ORDEN DIGITAL

martes, 16 de septiembre de 2008

EL INTENDENTE Y SUS COLABORADORES VISITARON EL DIQUE SECO

AUTORIDADES DESEADENSES VISITARON EL DIQUE SECO
"No le tenemos miedo a la inversión", aseguró Antonio Torresín


Dentro de las posibilidades que ofrece Puerto Deseado, una de las empresas que, a pesar de problemas transitorios, mantiene continuidad en el tiempo, es Coserena, propietaria del dique seco de reparaciones navales.
Este lunes el intendente Luis Ampuero, el diputado Roberto Fernández, el Secretario de Coordinación General Oscar Raín, la Secretaria de Programación Económica Magali Sequeira y los concejales Miriam Alonso, Raúl Mella y Lidia Gallardo, visitaron las dependencias, verificaron los trabajos que se realizan actualmente y mantuvieron una reunión de trabajo con el titular de la empresa Antonio Torresín, para analizar su situación y la actualidad de la industria naval. Recordemos que Torresín es actualmente presidente de la FINA (Federación de la Industria Naval Argentina).
En la reunión que mantuvieron en las instalaciones de la empresa, trataron temas de interés para el futuro desarrollo de Coserena, se analizó el presente de la misma, los proyectos y obras, las posibles capacitaciones de personal y las nuevas inversiones que piensa hacer la empresa.
Torresín dijo que "en los últimos cinco años se ha pensado con otra mentalidad en cuanto al crecimiento de la productibilidad naval, aunque Coserena está pensando también en la construcción para que ese promedio de personal contratado no sólo se mantenga sino que se duplique". “En temporada baja trabajamos con unas 150 personas, mientras que en temporada alta lo hacemos con alrededor de 350 personas. Estamos pensando lograr mantener ese máximo de empleados, y hasta lo podemos duplicar durante todo el año evitando el desempleo” aclaró el empresario.
El titular de la empresa que construyó el buque pesquero Tabeirón 3, de la empresa Vieira Argentina S.A., y actualmente está confeccionando el muelle flotante próximo a instalarse en forma perpendicular al puerto de Deseado, dijo que “hemos invertido y estamos invirtiendo en lo que sea necesario para seguir creciendo como industria dado que no le tenemos miedo a la inversión” manifestó el empresario. Además, continúo diciendo que piensan realizar "cursos de capacitación como el de calderas, montadores, electricistas y soldadores". "También, logramos que estos cursos sean reconocidos y certificados", aseveró en declaraciones a medios locales.

INDUSTRIA NAVAL
Antonio Torresín, en su carácter de presidente de la Federación de la Industria Naval, ha insistido permanentemente en la necesidad de revitalizar ese sector, señalando que "ha costado mucho volver a poner este engranaje en marcha. Pero de hecho, lo estamos haciendo manteniendo una creciente recuperación de niveles productivos en la industria naval, con una respuesta importante traducida en la oferta naval industrial y una demanda cada vez mayor que señala la Hidrovía y el Mar Argentino sumada a los muchos pedidos que llegan desde el exterior".
"Para hacer frente a ello -dijo recientemente en una entrevista-, estamos acondicionando las plantas industriales a fin de generar mayor superficie; impulsando planes de capacitación más exigentes y fomentando la instalación de carreras de tecnicaturas navales en todas nuestras escuelas industriales; dando un mayor espacio universitario incentivando el crecimiento de matrículas para la carrera de ingeniería naval. La formación universitaria y la capacitación tecnica hoy conforman un eslabón insoslayable en el desarrollo industrial naval. El personal capacitado es parte valioso de ese eslabón".

POLITICAS NACIONALES
"Nosotros, desde la actividad institucional, impulsamos esta estrategia integradora del desarrollo industrial naval, acompañando las políticas implementadas por el Gobierno del Dr. Néstor Kirchner a partir del 2004, con señales inequívocas de apoyo a su plena reactivación, como fuera la puesta en vigencia del Decreto 1010/04, cuya esencia normativa son las actividades portuarias, la industria naval, las flotas y los trabajadores en un mismo marco legal como parte global de nuestros Intereses Marítimos; el establecimiento de la Resolución 78/2006 excluyendo expresamente del Régimen de Importación a barcos y estructuras flotantes, a fin de favorecer el crecimiento de una industria naval nacional; el fuerte compromiso que asume el Presidente de la Nación de reinstalar, a través del Banco Nación como entidad financiera, la operatoria del “leasing naval” con la impronta de establecer su rápido funcionamiento en asistencia a la actividad indutrrial naval. Es decir: una serie de señales, o medidas, que han ayudado muchísimo a la realidad que hoy exhibe la actividad del sector", declaró.
El empresario destacó que "en el año 2000 la capacidad operativa de personal era de alrededor de los 3000 empleos directos", en tanto que "hoy supera los 9000 puestos de trabajo directos. Esta estadística marca una recuperación del 200%". A pesar de eas cifras alentadoras "nuestra aspiración es volver a los niveles productivos que tuvimos en la década del 70, donde la plaza laboral alcanzaba un sostén de 70.000 empleos directos", concluyó.