EL ORDEN DIGITAL

viernes, 19 de septiembre de 2008

DE PASO, UN TIRON DE OREJAS PARA LAS EMPRESAS PESQUERAS

El gobernador lamentó declaraciones de un funcionario chubutense


El gobernador Daniel Peralta, lamentó las declaraciones realizadas por el secretario de Trabajo de Chubut, Jerónimo García, quién dijo ayer a la prensa que en el sector pesquero santacruceño hay subempleo y cooperativas en negro, y consideró que “si tiene alguna denuncia que hacer debería ser más concreto y especificar a qué se refiere”.
“Debe estar hablando de Barilari, que también está en su provincia y es dueña del mayor cupo de merluza del país en este momento”, dijo ayer el mandatario en comunicación telefónica desde El Calafate al programa Era Hora que se emite por LU 12 Radio Río Gallegos, al tiempo que invitó a García a “realizar operativos conjuntos tanto en Chubut como en Santa Cruz” en el marco del Convenio del Golfo.
“Me llama la atención que salga ahora y de esta manera. Sé que ellos tienen problemas”, expresó Peralta, quién comentó que conoce a García “de su relación con (Sergio) Tasselli en el Yacimiento Río Turbio”.
García fue titular de la regional Patagonia del Sindicato de Luz y Fuerza con participación en una empresa que prestaba servicios en la generación de energía, asociada al concesionario del yacimiento de carbón, actualmente funcionario del gobernador Das Neves. “Lamento mucho lo que dijo, porque ayer hablé con Mario Das Neves y no me dijo nada de esto”, manifestó el mandatario provincial, quién indicó que al funcionario chubutense “le vamos a contestar a través de nuestro secretario de Trabajo”.
Peralta reconoció que en el sector pesquero “es conflictiva la relación”, y si bien sostuvo que “sería mejor tener a toda la gente en planta”, precisó que “hay casi 600 trabajadores cooperativizados”.
“Esto viene desde hace muchísimos años, pero no quiere decir que estén en negro. Las cooperativas funcionan bien a partir del trabajo de sus consejos de administración, y también es verdad que muchas veces esos consejos no son todo lo idóneos que tienen que ser”, acotó.
Por otra parte, adelantó que cuando se evalúe en noviembre la evolución de los permisos de pesca otorgados este año “vamos a ser muy estrictos y muy severos con el cumplimiento de las metas fijadas a las empresas adjudicatarias”.
En el mismo sentido, señaló que habrá similar exigencia con los permisos de 2009, especialmente en lo que hace a la pesca del langostino, porque “las empresas a pesar de la caída internacional de los precios han ganado mucha plata y ahora que nos estamos acercando al fin de la temporada, cuando hay que subsidiar los trabajadores miran para el Estado provincial”.
En este contexto, destacó la convocatoria al Consejo Social Pesquero en Río Gallegos para “hablar con las organizaciones gremiales, los intendentes, y los actores de la comunidad”, dado que consideró que “es hora que las empresas también se acuerden de sus trabajadores cuando está la veda”.

LA OPINION AUSTRAL