EL ORDEN DIGITAL

viernes, 19 de septiembre de 2008

CHOQUE DE INTENDENTES/ Sandoval dice que es un atentado

OSCAR SANDOVAL CREE QUE SE TRATO DE UN ATENTADO
El intendente de Los Antiguos fue chocado por su antecesor
Oscar Sandoval transitaba, pasadas las 16, en uno de los vehículos oficiales de la intendencia por un camino lindante al predio de Gendarmería Nacional; de repente se detuvo a la vera de la calle y allí fue cuando intempestivamente fue colisionado en el lado izquierdo de su rodado por una camioneta de similares características. El conductor de ésta era su antecesor en el cargo, Ernesto Navarta.
Una vez producido este incidente, del cual se han mencionado que posee aristas de un hecho “intencional”, el titular del Ejecutivo antigüense avisó a la policía de la ciudad, que una vez en el lugar pudo constatar abolladuras en la parte lateral izquierda del automotor, en lo que es la caja y la puerta de la cabina de ese lado.

CHOQUE DE INTENDENTES
La comuna de Los Antiguos se vio alterada durante la mañana del miércoles por una veintena de trabajadores de ATE que reclamaban por la reincorporación de un empleado de cargo político que se desempeñaba en espacios verdes y que había presentado su renuncia.
Hubo gritos e insultos durante varios minutos, pero sin que encontraran acompañamiento los manifestantes se desconcentraron cerca de las 14 y todo se tranquilizó. O al menos eso pareció.
Sin embargo, pasadas las 16 y en un camino de las adyacencias a la avenida 11 de Julio, se produjo lo que se dio en llamar el “accidente político”.
Sucede que uno de los profesos opositores al gobierno de Sandoval, el ex intendente Ernesto Navarta, fue el que conducía la camioneta que impactó, presuntamente “adrede” sobre el lateral izquierdo del móvil del actual jefe comunal, cuando éste intentaba bajarse del rodado.Dentro de lo que fue su exposición policial, Sandoval mencionó cómo sucedió el incidente, reconociendo al ex mandatario como el autor del hecho, sin encontrar razones para su acción.
Lo curioso del episodio fue que el propio Navarta se presentó más tarde en la dependencia policial y entregó su vehículo, con intenciones de poder “hacer su descargo, contar su versión de los hechos”, cuestión que judicialmente fue imposible, ya que se le tuvo que solicitar que fijara domicilio para declarar ante las autoridades del Juzgado de Instrucción de Las Heras.

DIARIO EL PATAGONICO