EL ORDEN DIGITAL

viernes, 26 de septiembre de 2008


Acuerdo pesquero para afrontar la crisis
Se creó una mesa de trabajo para determinar mecanismos a adoptarse para atravesar la actual situación. Participaron los gremios, las empresas y las autoridades provinciales y de Puerto Deseado.


Tras una jornada cargada de cautela se reunieron ayer los representantes del sector pesquero que operan en Puerto Deseado. Lo hicieron convocados por Raúl Santibáñez, secretario de Trabajo y el subsecretario de Pesca, Rodolfo Beroiz. Junto a ellos estuvieron el intendente de Puerto Deseado, Luis Ampuero, concejales de Puerto Deseado y el diputado por el Pueblo, Roberto Fernández.
Participaron por el gremio, representantes del SOMU, el STIA, los Estibadores y los Observadores de Pesca. También estuvieron presentes los titulares de las empresas Pesquera Santa Cruz, Empesur, Arbumasa, Harengus, Pespasa, Argenova, Conarpesa y Santa Elena.
Según expresa el acta firmada por todos ésta se dio “luego de un largo e importante debate sobre la problemática del sector en esta época del año”. Así lo reconoció a Prensa Libre el propio secretario de Trabajo, Raúl Santibáñez, quién dijo que se logró “un diálogo sincero y maduro, con el compromiso de todos para llegar a una solución”.
El acuerdo prevé la conformación en un plazo no mayor a los diez días hábiles de una mesa de trabajo “una suerte de mesa chica” indicó el funcionario de Trabajo, que determinará los mecanismos a adoptarse para atravesar la época de veda, “que se inicia por octubre y culmina allá por marzo”.
La idea es que se lleve adelante un trabajo conjunto para dar tranquilidad a la familia pesquera y portuaria en la época de baja actividad como la que se transita actualmente.
Así en el acta, se asume “delinear conjuntamente políticas sustentables y viables que contengan a los trabajadores, sus comunidades y las empresas”.
“Esto marca un punto de inflexión luego de los que nos pasó el 20 de julio el año pasado (refiriéndose a la planta de las pesqueras) que lastimó mucho el tejido social de Puerto Deseado, generó una gran grieta en las relaciones laborales entre los trabajadores y las empresas, por lo que venimos haciendo durante todo el año toda una tarea para reencausar este tipo de relaciones que hace a la vida de la localidad. Afortunadamente en esta reunión en la que participaron todos, los objetivos inmediatos es consolidar un fondo de crisis para atender la baja de la temporada, dónde las empresas han expresado su voluntad de acompañar este tipo de situación".
"Fue una reunión adulta, dónde gremios y empresas se dijeron las cosas que se tenían que decir, se hizo un análisis maduro de lo que está pasando. Nosotros tenemos claro que para tener empleo necesitamos empresas y las empresas necesitan de nuestra gente y la comunidad necesita que se vea reflejado el trabajo de las empresas dentro de la comunidad", concluyó el funcionario.

diario PRENSA LIBRE