EL ORDEN DIGITAL

domingo, 10 de agosto de 2008

UN POEMA PARA EL DOMINGO

Chat



tiraste tu anzuelo

en el mar de las palabras

y mordí uno de tus verbos,

me enredé en tus adjetivos,

me rendí a tu nombre



y cuanto te vi,

vi con ojos encantados,

borrachos de palabras,

lo que Ver sueña ver



y me enamoré

de haberme enamorado;

de haber nadado

entre puntos y comas



y fueron todas oraciones

al viejo dios griego,

de gastadas sintaxis,

y ningún punto aparte



escalé un paréntesis

y empaqueté amor,

amor de mi amor,

y lo signé Sol para verlo amanecer



y escapé de los corchetes

que querían acotar,

por acotar nomás,

y me refugié en tus ojos



y allí estoy y allí estás,

amor de pupilas,

amor rectangular,

palabras y palabras, no más



Hugo Marietan 17 septiembre 2005