EL ORDEN DIGITAL

martes, 19 de agosto de 2008

PELIGRA NUEVAMENTE LA EMPRESA COPROMAR/ EL CONCEJAL MELLA PIDE INTERVENCION DEL GOBIERNO DE SANTA CRUZ

Acusan a la operadora española Pereira por incumplimiento de contrato
Operarios de Copromar temen por el cierre de la fuente laboral


Puerto Deseado, (C).- Empleados de la empresa pesquera Copromar, quien posee un permiso de pesca langostinero en explotación conjunta con la operadora española Pereira Argentina radicada en Puerto Madryn, señalaron que hace más de 20 días que se encuentran sin materia prima para procesar y temen por su continuidad laboral, "la empresa Pereira nos mintió, se comprometió a comprar 380 toneladas de pescado y no cumplió, ahora si no trabajamos de qué vamos a vivir", se preguntaron.
Según el presidente de Copromar Alberto Paz, la empresa celebró en octubre del año pasado un convenio con la operadora española que fue entregado a la Subsecretaría de Pesca en abril de este año donde se detallaban las metas productivas que debía cumplir para acceder a la explotación del permiso de pesca, "nosotros como no tenemos barco le cedíamos el permiso de pesca y la empresa debía darnos materia prima para garantizar el trabajo de los operarios de la planta, pero parece que le fue tan bien en la pesca que se olvidó de compromiso y espero que los funcionarios hagan algo al respecto", disparó.

Empleados en situación crítica

Al detallar las promesas efectuadas por un gerente de la operadora española que arribó hace dos semanas a la localidad, empleados de la pesquera Copromar que dialogaron con Crónica, recordaron que "este hombre vino aquí a llevarse unas toneladas de tubo de calamar que nosotros habíamos hecho, le manifestamos que no íbamos a dejar sacar la mercadería si no se comprometía a traer materia para que pudiéramos trabajar y así cobrar la quincena, este hombre se comprometió ante el sindicato, firmó un papel pero después nos dejó colgado y así estamos ahora", señaló un trabajador.
En ese orden un marinero que navegó en el buque tangonero de la empresa española Codepeca IV, indicó que fue echado de la nave junto a otros compañeros también de Deseado, "se ve que ya ésta firma quería perjudicar a la gente local porque sin motivo alguno nos hizo bajar del buque sin pagarnos un peso", remarcó.

"Que la Pereira cumpla con lo acordado"

Por su parte el concejal Raúl Mella calificó con dureza a la operadora española al indicar que la autoridad de aplicación "debería tomar cartas en el asunto porque son estas grandes multinacionales las que se aprovechan de las empresas chicas realizan un contrato y después no cumplen y al único que perjudican es al trabajador".
En ese sentido el edil dijo haberse comunicado con autoridades de la cartera de Pesca provincial para que se intime a la operadora a cumplir con lo pactado, "yo les advertí que si dejan que la empresa no cumpla habrá un grave conflicto social en Puerto Deseado", comentó por último.

Diario CRONICA, Comodoro Rivadavia