EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 27 de agosto de 2008

OCUPAN VIVIENDA DE COGESTION SOLIDARIA/ Polémica y cuestionamientos

FAMILIA OCUPO VIVIENDA DE COGESTION SOLIDARIA

"Me enteré que había una vivienda desocupada del plan de cogestión solidaria y me metí", explicó ayer, martes, Omar Sondón, confirmando las versiones que circularon en los medios periodísticos locales desde las primeras horas de la jornada. En declaraciones a FM DESIRE dijo que "hace cinco años que tengo hecha la carpeta del IDUV y tengo todos los papeles que me piden". "Nací en Deseado, mi esposa también, tengo referencias por todos lados de que soy una buena persona, no sé por qué me dejan de lado", manifestó.
"El intendente Ampuero sabe bien que cuando necesitó apoyo de mi familia tuvo los votos, tuvo lo que él quería y ahora me dieron la espalda, eso es lo que me duele", reprochó el ocupante de la vivienda construida por la Municipalidad. "Los votos que se llevó Ampuero, se los llevó de arriba, porque últimamente no está ayudando a nadie", recalcó.
"Soy un laburante, la plata no me alcanza para pagar mil doscientos pesos de alquiler, nunca le pedí nada a nadie", afirmó, asegurando que "no tengo nada contra esta familia, que supuestamente tiene los papeles para habitar la casa". "Lo que quiero es una solución y le pido a la gente que me ayude y me acompañe", sostuvo.
Sondón, padre de dos hijos, ingresó sus muebles y otros objetos junto a su familia, para establecerse en la casa, que forma parte de los planes de cogestión solidaria construidos por el Municipio.
LA OTRA PARTE
Ezequiel Espejo, adjudicatario del inmueble, aseveró que "la casa me fue entregada el 18 de julio pasado, pero tenemos el problema de que no hay luz todavía por falta de las palmas correspondientes". "Estamos esperando la solución por parte del intendente y de Servicios Públicos", comentó, puntualizando que "habíamos colocado barrales, cortinas, habíamos arreglado el botiquín del baño y nos faltaban los últimos muebles".
"La casa tiene dueño... yo tengo la carpeta", dijo Espejo, indicando que "vivo en Deseado hace diez años y tengo hijos deseadenses". En este sentido, declaró que al conocer el problema formuló la denuncia policial respectiva. "No sé qué solución le pueden dar a ese pibe... yo quiero mi casa", planteó, para sostener que "comprendo su pelea, porque a mí no me resultó fácil y también tuve que pelearla bastante".
Durante la emisión del programa radial "Azúcar Pimienta y Sal", Espejo, nativo de Mendoza, declaró que tiene cuatro hijos y que reclama poder establecerse urgentemente en la vivienda de dos dormitorios.