EL ORDEN DIGITAL

viernes, 15 de agosto de 2008

DENUNCIA PENAL POR EL FESTIVAL DEL MARINERO

DENUNCIA PENAL POR LOS FESTIVALES DEL MARINERO
Lo confirmaron gremialistas del SOMU
Gustavo Donatto, integrante de la comisión directiva del SOMU Puerto Deseado, formuló una denuncia penal relacionada con el desarrollo de las primeras ediciones del "festival del marinero santacruceño", realizadas en los años 2006 y 2007. En este aspecto dijo que durante la asamblea realizada el pasado lunes, Daniel Medina y Ricardo Soto, dirigentes de la Agrupación de Marineros Santacruceños, "fueron de mala manera y no querían que se diga la verdad, fueron en carácter de intimadores", por lo que "se pidió la expulsión de estas personas de la comisión".
Donatto señaló que la abogada Mirta Marsicano está patrocinando esta acción judicial y precisó, en declaraciones a medios de Puerto Deseado, aseverando que "hubo un fraude a la comisión, y se quedaron con plata". "Esa es la denuncia que hay", remarcó.
"No se respetó la orgánica de la comisión, cobró plata quien no tenía que cobrarla, no la rindió a quien se la tenía que rendir... las cosas no son así", agregó el dirigente gremial, insistiendo en que "el festival se tiene que hacer, ya que no es de los marineros sino de Puerto Deseado". "Si alguien tiene algún problema conmigo, me retiro, pero dejaré la comisión con la información que corresponda y con los libros que tienen todos los datos del último festival", confirmó.
Gustavo Donatto llamó "a la reflexión a todos los marineros que han puesto su esfuerzo y que se han comprometido tanto con este festival... muchas de esas personas están navegando y queremos que tengan conocimiento de todo esto cuando regresen a tierra".
Según fuentes cercanas a la marinería, tras la tensa reunión del lunes, las denuncias podrían llegar a tener derivaciones imprevisibles en los próximos días, tanto en el orden gremial como en la dirigencia política deseadense y provincial.
El festival del marinero, que contó con la presencia de numerosos artistas del orden nacional, logró en sus tres primeras ediciones una convocatoria destacable, con varios miles de personas cada noche. Teniendo en cuenta que se desarrolló en la céntrica avenida San Martín y con entrada gratuita, agregando ferias artesanales y otras atracciones, se ha convertido en un clásico de la temporada turística veraniega en la zona norte de la provincia de Santa Cruz.