EL ORDEN DIGITAL

lunes, 18 de agosto de 2008

ACCIDENTE EN RUTA CHILENA/ "La sacamos barata", dijo Darío Pérez


Micro de El Pingüino volcó en Chile/ Viajaba gente de Puerto Deseado
“La sacamos barata”, dijo Darío Pérez

Por Poly Raín / Diario PRENSA AUSTRAL
El susto de sus vidas se llevaron los 26 pasajeros que en la tarde del sábado se vieron enfrentados a un accidente automovilístico, cuando el bus de dos pisos de la empresa El Pingüino que viajaba hacia Río Gallegos, semivolcó a la altura del kilómetro 74.800 de la ruta a Puerto Natales. Su chofer, un ciudadano argentino, quien al parecer realizaba su primer viaje a la zona, equivocó el rumbo y siguió en dirección a la capital de Ultima Esperanza, en vez de tomar la ruta internacional hacia Monte Aymond.
El desconocimiento de la zona, sumado a la nieve y escarcha, hizo que el chofer terminara semivolcado cayendo a una zanja. Los pasajeros resultaron contusos a raíz de los golpes. Una sola mujer quedó internada en observación en el Hospital Regional.
Los pasajeros que protagonizaron la odisea retornaron a las 10 horas de ayer a Río Gallegos. Se fueron agradeciendo las atenciones de la empresa, que le brindó alimentación y alojamiento en el hotel Montecarlo.

Los bolivianos Tiburcia Acuña y Porfidio Fernández vinieron de Caleta Olivia a conocer Punta Arenas. En el caso de Porfidio es la segunda vez que vuelca. Anterior tuvo en accidente en Bolivia.
Darío Pérez, argentino, admitió que todavía estaba bastante adolorido de un hombro. Sufrió un golpe al amortiguar con su cuerpo la caída de su esposa Verónica Chávez. “Gracias a Dios que la pude atajar, con mi pie. Puedo decir que la sacamos barata, como decimos nosotros en la Argentina. Pudo haber sido peor. Por lo menos agradecemos que no hubo nadie de gravedad y que tampoco hubo chicos”.
Por suerte, apuntó, el bus se tumbó hacia una especie de cerro, porque de haber sido para el otro lado de la berma, hubiese sido peor.
Ambos son de Puerto Deseado, a 1.100 kilómetros al norte de Punta Arenas. Vinieron a pasear. Ya habían venido en otra ocasión, pero no en invierno. Así que la próxima vez lo pensarán si vienen en esta época.
Las hermanas argentinas Karina y Erika Marimán, ya habían venido antes a Punta Arenas. “No nos dimos cuenta que el chofer se equivocó de ruta, porque íbamos justo en la parte del medio del colectivo (bus). Igualmente veníamos medio dormidas y confiadas totalmente que íbamos a llegar bien, pero nos equivocamos”.
Erika se golpeó contra el vidrio y Karina contra el asiento. “Hubo mucho pánico, aunque por suerte no viajaba tanta gente. Era la mitad de la capacidad. Hubo una señora que terminó en el hospital que estaba en el asiento del frente y cuando nos despertamos por el movimiento brusco que hubo, veo que la señora se azotó contra los asientos. Se golpeó mucho, quedó entre dos asientos”, indicó.

LA PRENSA AUSTRAL/ Chile