EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 18 de junio de 2008

BOCINAZOS Y CACEROLAZOS EN PUERTO DESEADO

En un horario poco común y a pesar de la intensa lluvia reinante, en una población que ha demostrado ser poco afecta a las manifestaciones públicas, se produjo el sábado un bocinazo que recorrió las calles de Puerto Deseado en repudio a la represión producida por Gendarmería Nacional en la provincia de Entre Ríos.
Más de cien vehículos se desplegaron a lo largo de varias cuadras de la ciudad a pocos minutos de conocerse la detención del dirigente Alfredo de Angeli y otros productores agropecuarios.
En declaraciones a FM DESIRE, el presidente de la Sociedad Rural de Puerto Deseado, Domingo Domínguez, repudió "la soberbia y la prepotencia" del gobierno nacional, reivindicó la tarea del productor rural y señaló que los dirigentes agropecuarios de Santa Cruz tampoco son atendidos en su problemática. Domínguez, quien concurrió a la emisora acompañado por otros ruralistas, ex propietarios de campos que los perdieron por embargos bancarios, docentes y otros vecinos que adhirieron al reclamo, fue largamente aplaudido por quienes se encontraban en el lugar, y sus palabras fueron rubricadas por otro extenso bocinazo de los vehículos que transitaban frente a la emisora.
Domingo Domínguez informó que, en consonancia con este reclamo, recibió llamados en los que otros dirigentes ruralistas de la zona norte de Santa Cruz coinciden con su posición. Según el dirigente ruralista fueron más de doscientos los vehículos que se movilizaron. La manifestación no sólo incluyó productores rurales sino también empleados públicos, comerciantes y vecinos de diferentes sectores sociales y políticos.
El lunes 16, por la noche, se produjo otra manifestación espontánea de la que participaron numerosos vehículos, y que fue acompañada por algunos vecinos que salieron a las veredas con cacerolas y banderas argentinas.
Las protestas se registraron también en Caleta Olivia y Río Gallegos.