EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 20 de febrero de 2008

TIBIAS DEFINICIONES DEL MINISTRO DE GOBIERNO SOBRE EL PROYECTO TAPON DE FERNANDEZ QUE ES TITO

El ministro de gobierno de Santa Cruz, Gustavo Neyro, puso paños fríos frente a las declaraciones formuladas por el diputado deseadense Roberto Fernández. "Este gobierno no necesita que se le hable fuerte, ya que privilegiamos el diálogo con todos los sectores para atender todas las situaciones, y especialmente en Puerto Deseado, que tuvo tantos problemas el año pasado", declaró el funcionario a FM DESIRE.
Ante la consulta periodística sobre una presunta enemistad con algunos funcionarios de la ciudad portuaria, Neyro la negó categóricamente, al tiempo que enfatizó que el gobernador Daniel Peralta y su equipo está procurando coordinar una visita a Puerto Deseado, con el objetivo de eliminar esos rumores y avanzar en el tratamiento de temas trascendentes para la comunidad. En este sentido brindó como ejemplo que minutos antes de la entrevista había estado dialogando con el intendente Luis Ampuero sobre temas trascendentes del municipio y que hace una semana participó en una reunión entre estibadores y empresas para garantizar la continuidad laboral en el puerto.
En otro tramo de la charla, Gustavo Neyro aceptó que Nicolás Fernández y Judit Forstmann "son funcionarios de Caleta Olivia y tratan de lograr avances para su ciudad, como los funcionarios de Puerto Deseado lo intentan para su gente", pero advirtió que "en caso de existir algún desequilibrio que pudiera perjudicar a Deseado con la construcción del ramal que proponen los senadores, el gobierno de Santa Cruz intervendrá para que eso no ocurra".