EL ORDEN DIGITAL

lunes, 25 de febrero de 2008

JOSE JARAMILLO Y KAYAKISTAS DE RIO GALLEGOS RELATAN SU EXPERIENCIA EN LA BAJADA DE LA RIA

Cinco kayakistas de I Yenu Jono participaron de la bajada de la ría de Puerto Deseado

En un fin de semana a pleno remo, cinco de los integrantes de I Yenu Jono participaron de la bajada de la ría de Puerto Deseado, con otros kayakistas de la provincia, de Chubut y de Chile. Desde la escuela, afirmaron que este tipo de certámenes sirven para evaluar el nivel en el que están los chicos. El hecho de que puedan participar de un encuentro en el que hay una gran cantidad de botes y está considerado el tema de la seguridad, permite realizar las regatas aunque el clima no esté ideal.
“En Puerto Deseado hizo un lindo día, pero después se levantó mucho viento desde el noroeste, que lo teníamos de través. Para lo remeros viejos esto le pone condimentos al deporte, lo hace más divertido”, comentó José Jaramillo, instructor de I Yenu Jono. La bajada de la ría de Puerto Deseado se hizo con la previsión de la seguridad que corresponde. En ese sentido, había varios botes del Club Náutico Capitán Onetto, y un bote de Prefectura Naval, que también estuvo acompañando. “Esto es importante para los remeros más chicos, que tienen que sumar participaciones para ver cómo están respecto a los otros” resaltó Jaramillo.
Del encuentro organizado el fin de semana pasado tomaron parte cerca de 40 competidores. En Puerto Deseado estuvieron presentes chicos de Rada Tilly, de Comodoro Rivadavia, de Puerto Deseado, de Cochrane. Estos últimos hicieron una gran cantidad de kilómetros, desde Chile, para estar presentes.
El instructor Jaramillo evaluó de manera positiva la importante concurrencia al evento deportivo. “Eso es lo lindo de este tipo de encuentros, y por eso nosotros esperamos que alguna vez la ría de Río Gallegos tenga tanta convocatoria, con gente de diferentes lugares del país”.
Bajo la modalidad de “encuentro”, la convocatoria de Puerto Deseado no tenía ninguna finalidad competitiva, más que medir el nivel de los chicos entre sí para saber dónde están parados. “Estuvo muy bien organizado, porque la idea que tuvo la gente de Puerto Deseado fue reunir a todos los remeros de la provincia y de la Patagonia, aunque también lograron que participaran remos de Chile”, reconoció Jaramillo.
El espíritu del encuentro estuvo lejos de fomentar la competencia entre los chicos, más bien se generaba un clima de compañerismo entre todos. “Me pareció muy acertada esa idea de fomentar que los pibes tengan que compartir. Y rescato como algo positivo que los chicos pudieron ver distintos tipos de kayak. Vieron los dobles, por ejemplo, que aquí no tenemos. Además, lo mejor es que los chicos van compartiendo sus experiencias, y en este caso hicieron un campamento en el que estuvieron todos juntos”, dijo el entrenador.

LA OPINION AUSTRAL