EL ORDEN DIGITAL

jueves, 7 de febrero de 2008

EL SUBSECRETARIO DE TRABAJO EVALUO SITUACION LABORAL EN DESEADO

SANTIBAÑEZ DESTACO LA REBAJA DE COSTOS PORTUARIOS EN DESEADO

Tras el acuerdo entre autoridades provinciales y la CAPECA (que nuclea a algunas pesqueras dedicadas a la pesca del calamar), empresas de estiba y del sindicato que agrupa a los trabajadores del sector, los estibadores lograron la garantía de mantener volumen de trabajo en su actividad para toda la temporada en medio de un panorama difícil en la actividad, pero sobre todo en Puerto Deseado, donde la situación es compleja desde al año pasado por diferentes causas.
El subsecretario de Trabajo de la provincia, Raúl Santibáñez, dijo ayer que representa un paso positivo en medio de este panorama “partiendo de la lectura de que Puerto Deseado gira alrededor de la economía de la pesca, porque como lo ha planteado el propio gobernador de la provincia, necesitamos rediscutir la situación de la pesquería con todos los antecedentes que tenemos, en cuanto a la baja del precio del calamar y el langostino, del cupo de pesca de merluza, enmarcándolo en un contexto de total racionalidad”.
En declaraciones al programa Era Hora que se emite por LU 12 Radio Río Gallegos, el funcionario remarcó que la actitud asumida por las empresas de la estiba y los representantes de los trabajadores “es un paso adelante y sabemos que estamos en una etapa de transición, donde es importante resaltar la madurez con la que ambas partes han trabajado en el acuerdo y además el Gobierno ha hecho un aporte que es significativo para las empresas, al bajar los costos de la utilización del Puerto”, acotó.
En cuanto a la mano de obra, Santibáñez calculó que entre quienes trabajan en Planta, que representan unas 1200 personas, más unos 150 de la estiba, los observadores que andan entre los 50 y 100 más todo lo que puede generar la marinería que es importante en función de actividad que se va a presentar en la temporada que es una cantidad importante de gente ocupada y lo que representa en la economía de Puerto Deseado y de la provincia.

Mano de obra
Santibáñez destacó que además hay un trabajo importante encarado por el subsecretario de Pesca, Rodolfo Beroiz, quien mantuvo reuniones con empresas y sindicados de la actividad para poder ver cómo diversificar el proceso y aumentar la cantidad de mano de obra al sumar el procesamiento de la denominada “fauna acompañante”, especies que no son la principal como objetivo y que antes se devolvía al mar, algo que consideran importante en esta etapa, pero además agregó que hay un análisis con las empresas que es tratar de darle valor agregado a todos los productos de la pesca. “Es algo que la Subsecretaría de Pesca viene realizando y nos parece importante darle valor agregado a la materia prima y nosotros encontramos esa arista que puede llegar a generar nueva mano de obra, en general la idea del Gobierno es rediscutir la situación de la pesquería, sobre todo en Puerto Deseado, para superar una situación de crisis que es compleja por lo ocurrido el año pasado, pero tenemos expectativa que vamos a salir adelante”.
Acotó que si bien el Gobierno ha mantenido los subsidios en el sector, la idea es lograr trabajo genuino. “Necesitamos definir un marco de consenso social generalizado dentro del sector de la pesquería en esta localidad y vamos a seguir trabajando porque consideramos que todos los sectores sociales deben estar involucrados en esta discusión”, dijo Santibáñez.

LA OPINION AUSTRAL