EL ORDEN DIGITAL

martes, 12 de febrero de 2008

DISIDENCIAS INTERNAS ENTRE MARINEROS; AMENAZAS A DIRIGENTE DEL SOMU

En declaraciones al programa radial "Azucar Pimienta y Sal" (FM DESIRE) Carlos Ramos, integrante de la comisión directiva del SOMU en Puerto Deseado, anticipó este martes que "la flota potera está preparando la mayoría de sus barcos para salir a la zafra del calamar", y reveló que "desde el puerto de Buenos Aires me preguntaron si van a poder entrar en Deseado y si van a poder salir". En este sentido dijo que "el SOMU, mientras no haya un comunicado del secretariado nacional impidiendo la salida normal de los buques, eso está garantizado".
"No va a ser el SOMU quien pare el motor económico de nuestro pueblo, que hoy tanto nos hace falta a nosotros, a los comerciantes y a todos", indicó, al manifestar que "son ochenta buques, de los cuales la mayoría entraría a Puerto Deseado, y sería una pena que no fuera así".
Ante las notas y reclamos presentados recientemente por la Agrupación de Marineros, Ramos sostuvo que "a la hora de sentarse a negociar, las empresas lo harán con la parte legal que corresponde, con el gremio, que tiene personería gremial y existe hace ciento seis años".
Otro de los temas que destacaron los delegados gremiales fue el respaldo a los anuncios del subsecretario de pesca de Santa Cruz, Rodolfo Beroiz, con respecto al cuidado del recurso pesquero. En este aspecto dijo que "queremos que el by catch se traiga todo; tirar el recurso al agua es tirar un hijo por la ventana, es tirar un hijo por la ventana".
Carlos Ramos y Gustavo Donato señalaron como un importante avance el haber participado en la renovación de los permisos de pesca "en lo que se refiere al libre deuda salariales" por parte de las empresas. "Queremos resguardar el sueldo de la gente, queremos que se cumpla con esto... jamás se le consultó al gremio sobre esto", indicó.

CRITICA PUBLICA
Donato destacó el acuerdo logrado por los estibadores portuarios a través de su secretario general, Raúl Coliboro, para que el gobierno provincial redujera los costos de operación en el muelle de Deseado. "Tenemos que bregar para que los barcos ingresen a nuestro puerto, ya que está toda la comunidad preguntándose qué va a pasar", dijo Donato, en tanto Ramos mencionó que "si el motor económico, que es la pesca, no se reactiva, es imposible negociar nada". "Acá hay una necesidad imperiosa de trabajo, y el margen de negoociación que ha podido quedar después de los hechos del 20 de julio, ha sido muy estrecho, o no hay nada", enfatizó.
Consultado sobre la posibilidad de firmar el discutido convenio para los trabajadores de la marinería, Ramos dijo que "hace tres meses que estamos en esta gestión; si una gestión de cuatro años dio como resultado un 20 de julio, para nosotros es imposible sentarnos a negociar dada la mala relación que ha quedado con las empresas".
Al tiempo que volvió a cuestionar el impuesto a las ganancias que afecta a los ingresos de los marineros, destacaron que "el diputado nacional Arturo Rodríguez se ha propuesto resolver este problema".
Ramos opinó que "la metodología anterior fracasó: dio como resultado el 20 de julio" (día en que fueron quemadas varias plantas pesqueras de Puerto Deseado".

DISIDENCIA Y AMENAZAS
El representante sindical admitió públicamente que "no compartimos ideas gremiales parecidas" con la Agrupación de Marineros Santacruceños, pero aclaró que "si hay una confrontación, tiene que ser de ideas, como seres racionales que creemos ser". Minutos después, habría iniciado una causa judicial por amenazas de muere, que investiga la comisaría local.

PESCA DEMORADA
Gustavo Donato reveló que el subsecretario Beroiz les comunicó que "a fin de mes se realizaría la prospección" previa a la pesca del langostino, y "a mediados de marzo, según el resultado, se abriría la pesquería.