EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 6 de febrero de 2008

ACUERDO CON ESTIBADORES FUE UN GRAN PASO, DIJO EL MINISTRO NEYRO

Neyro «dimos el primer paso para augurar nuevos horizontes»
Lo afirmó el Ministro de Gobierno, sobre el convenio que firmaron el lunes en Puerto Deseado.


El Ministro de Gobierno, participó en Puerto Deseado de la firma del convenio entre el gremio de los estibadores y las empresas integrantes de la CAPECA y CAPA.

El titular de la cartera política santacruceña aseguró que “fue un gran paso adelante” al señalar que “se hizo un trabajo desde las Subsecretarías de Pesca y de Trabajo, y del Ministerio de Gobierno, en función de un acuerdo que logró el sindicato con las cámaras para mantener intangible el salario, más allá de la rebaja del precio del calamar, que es una cuestión internacional”.

Neyro precisó “este convenio garantiza tres cosas: en primer lugar, los puestos de trabajo que también se mantienen intangibles; en segundo lugar la paz social porque el sector, al haber asumido este compromiso, no va a tener conflictividad, en la medida que se respeten las reglas de juego que se determinaron ayer; y en tercer lugar, avanzamos en generar un marco que asegura la renta social por parte de las empresas y la paz social”.

“Esta es la política del Gobierno y en esto estuvimos ayer (por el lunes), insisto, en un marco de absoluta cordialidad. Es un acuerdo que firmaron todos los actores involucrados y que nos permite trabajar porque en el sector de la estiba no va a haber conflictividad durante el año 2008”, agregó.

Asimismo precisó que otro de los puntos asumidos en este compromiso es que “cuando la renta del calamar suba se va a volver a trabajar en el concepto de renta social y así como los trabajadores decidieron hoy poner el hombro y acompañar frente a la merma, las empresas van a distribuir en función de la mejora de la situación”.

Es por ello que Neyro aseguró que “dimos el primer paso, para tener un nuevo horizonte” al indicar que “trabajo conjunto, mancomunado entre todos los sectores, donde el Gobierno ayuda pero en este caso –resaltó- se pusieron de acuerdo gremio y empresas. Obviamente, el Gobierno estuvo, monitoreando el acuerdo, ayudando a acercar a las partes, pero fue una voluntad que establecieron los propios trabajadores con los empresarios”.

“Esto es un primer paso para augurar nuevos horizontes, trabajar en forma tranquila, garantizar la paz social y que todos nuestros trabajadores tengan asegurada la fuente de trabajo”, subrayó finalmente el ministro.