EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 2 de enero de 2008

PUERTO DESEADO RECORDO LA LLUVIA DE CENIZA VOLCANICA DE 1991

Esta vez le tocó a Neuquén

Nubes de cenizas pudieron verse en la región
La actividad del volcán Llaima, ubicado al sur de Santiago en Chile, generó ayer alerta en el país vecino y provocó la formación de nubes que alcanzaron localidades neuquinas. En la capital de la provincia hubo alarma por el desconocimiento del fenómeno. Desde el gobierno provincial anunciaron que la situación "está controlada" y que sólo debieron tomarse "medidas de prevención".


NEUQUEN.- Una nube de cenizas generada por la erupción del volcán chileno Llaima alcanzó localidades del oeste neuquino, donde la Provincia implementó un operativo preventivo, tras lo cual el gobierno nacional ofreció su colaboración a la administración de Jorge Sapag.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, se comunicó hoy a pedido de la presidenta Cristina Fernández con el mandatario neuquino para poner a su disposición "toda la colaboración necesaria" de los organismos nacionales.

Por su parte, el ministro de Justicia y Seguridad neuquino, César Pérez, afirmó que "la situación en la provincia se encuentra controlada", dado que "se han adoptado las medidas de prevención correspondientes" y se efectúa un "monitoreo permanentemente".

Neuquén dispuso la conformación de un comité de crisis, integrado por autoridades de Defensa Civil y del área de Seguridad, para vigilar la situación dado que "no se ha declarado ningún tipo de alerta para la región", dijeron a la agencia de noticias DyN fuentes del organismo.

En ese marco, confirmaron que técnicos del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) realizan estudios para medir el impacto de la caída de las cenizas sobre el agua en Villa Pehuenia, la localidad más cercana al volcán, y otras ciudades.

Fuentes de Villa Pehuenia dijeron que allí las actividades eran "normales" y que pobladores y turistas observaban con calma la caída de cenizas.

El ministro Pérez aclaró que "los resultados de los estudios que se han hecho no dan los parámetros para realizar una evacuación en alguna localidad del interior".

Los hospitales neuquinos son informados sobre la situación de manera constante por parte del gobierno y cuentan con elementos necesarios para la prevención, como barbijos, antiparras y la medicación correspondiente.

El director de Defensa Civil de Neuquén, Claudio Domínguez, dijo que las zonas más afectadas por las cenizas son "Zapala, Los Catutos y Mariano Moreno", en el centro de la provincia, donde residen unos 50 mil habitantes.

Domínguez sostuvo que "no se trata de una nube tóxica", pero advirtió que la misma "afecta a la visión". Ante ello, recomendó a los pobladores "mantenerse adentro de las casas o lugares de trabajo" y si deben circular al aire libre pidió que usen "barbijos y antiparras, o un pañuelo húmedo que cubra la zona de la boca y la nariz".

El funcionario aclaró que sólo si la nube "llegara a ser tóxica, sí se comienza con la evacuación de la población" pero en Neuquén, dijo, "irrita la vista, nada más".

La presencia de las cenizas llevó a las compañías Aerolíneas Argentinas y Austral a demorar los vuelos sobre el aeropuerto Presidente Perón de Neuquén.



Fuente: DyN.

Diario Río Negro