EL ORDEN DIGITAL

lunes, 7 de enero de 2008

El Gobierno nacional salió a defender los recortes en captura de merluza

"Estamos haciendo lo que se debe para la conservación del recurso" dijo el subsecretario de Pesca de la Nación, Gerardo Nieto. Justificó así la baja del 20,5 por ciento que sufrió la Captura Máxima Permisible de merluza hubbsi dispuesta para este año; aunque reconoció que la medida podrá generar nuevos conflictos laborales.

El Gobierno nacional, a través del subsecretario de Pesca, Gerardo Nieto, salió a defender la baja que impuso sobre la Captura Máxima Permisible (CMP) 2008 de merluza hubbsi y el consiguiente recorte de los cupos de captura.

"Estamos haciendo lo que se debe para la conservación del recurso, en primera instancia, y para que la actividad pesquera se mantenga, como segunda prioridad. Si no hay peces, no habrá pesca", aseguró el funcionario en declaraciones al diario porteño Clarín.

Vale recordar que la Resolución 65/07 estableció una CMP de 270 mil toneladas; es decir un 20,5 menos respecto a la del año pasado. En los muelles, esto se traducirá en 70 mil toneladas menos, si se cumplen los pronósticos más optimistas.

El propio Nieto reconoció que la menor disponibilidad de hubbsi podrá generar problemas de empleo y acrecentar la problemática social que se vive en ciudades como Puerto Madryn y Mar del Plata, entre otras.

Sobre este punto precisamente, armadores fresqueros volvieron a criticar la decisión oficial de mantener operando a los buques congeladores por encima del paralelo 48º sur cuando no generan mano de obra en tierra y, según ellos, afectan la sustentabilidad de la especie.

Los pocos datos científicos disponibles señalan una marcada disminución en la biomasa y número de juveniles, confirmando los reclutamientos deficientes que ya se habían detectado en 2006. Desde entonces, en el sector hablan de una agudización de la crisis.

En cambio, como dato positivo, Nieto subrayó la vigencia por cinco años de la distribución de cupos, ahora plasmados en coeficientes porcentuales de la CMP y no directamente en toneladas: "Cambia la manera de mirar el negocio pesquero. La intención es permitir que las empresas planifiquen a largo plazo", dijo.

De todas maneras, ante la clara inestabilidad de la pesquería difícilmente puedan proyectarse estrategias de negocios e inversiones, según argumentan los empresarios.



LA CRITICA DE LOS ARMADORES

La reciente asignación de capturas de merluza hubbsi motivó una fuerte crítica de la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura mediante la voz de su presidente, Darío Sócrate. El dirigente cuestionó los alcances de la Resolución 65/07, donde la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya) plasmó el reparto 2008 y fijo un modelo que regirá hasta 2012.

"La Resolución 65 no sólo es un poco más de lo mismo, sino que además profundiza todo lo malo que se hizo en los últimos años. Por ejemplo, les permitirá a los congeladores seguir operando al norte del 48º", señaló en diálogo con el programa Matices del Puerto (LU9) que se emite en Mar del Plata.

Según Sócrate, en 2004 cuando esto último no ocurría en parte, la captura máxima del stock sur fue de 330 mil toneladas y hoy apenas alcanza las 207 mil toneladas. Es decir, se redujo 37 por ciento en cuatro años.

Aunque sin datos técnicos que le permitan vincular directamente el retroceso biológico del recurso con el trabajo de los congeladores, el ex secretario de Producción cree necesario reubicarlos al sur del 48º.

"Con este esquema vigente los barcos fresqueros tendrán un viaje por mes a merluza, con lo cual va a haber problemas laborales en las plantas (de procesamiento) y también en los barcos", agregó.

Por otra parte, objetó que el texto de la 65 reivindique el sistema de control como si fuera altamente efectivo y recordó, entre otros aspectos, el fracaso de la Subcomisión de Control de Descargas.

Además, volvió a rechazar la asignación hecha a las provincias patagónicas con el objetivo de atender "cuestiones de interés social". "Situaciones de este tipo demuestran que las autoridades no tienen intenciones de sacar barcos del caladero; por el contrario, les terminan dando merluza a algunos que ni siquiera tienen permiso para pescar merluza", dijo.

DIARIO EL CHUBUT