EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Servicios/ TURISMO INTERNACIONAL

Texas se prepara para la Navidad

Otra vez, como sucede cada vez que el almanaque se aproxima al final del año, Texas se prepara para celebrar las fiestas de Nochebuena y Navidad. Una tradición que cada vez atrae más gente a suelo tejano para festejar de la mejor manera cada una de estas fechas.

El calendario de celebraciones es amplio y variado, prolongándose durante todo el mes de diciembre. Fiestas de todo tipo, para todos los gustos y edades.

A la hora del repaso hay que empezar hablando del Festival Tropical de Navidad de Rockport, en el que es posible disfrutar los fines de semana de diciembre de un imperdible desfile tropical iluminado, fuegos de artificio, bailes en las calles y hasta el paso de los barcos con sus luces a pleno.

Por su parte, Dallas tiene su propia celebración navideña para los más chicos, en el Hotel Adolphus, en la que los visitantes podrán maravillarse con el desfile de bandas musicales, todo tipo de danzas típicas, shows de acrobacia y la visita de Papa Noel, en persona.

Otro festejo para destacar es el que tiene lugar en Galveston, en donde se celebra una fiesta de Navidad inspirada en el espíritu del escritor Charles Dickens, con una maravillosa ambientación victoriana y todo tipo de atracciones en vivo.

En Corpus Christi, en el South Texas Botanical Gardens, hay una exposición navideña que puede ser visitada en forma gratuita, en la que es posible disfrutar, entre excelentes esculturas de madera inspiradas en la vida salvaje, de Papa Noel distribuyendo bizcochos y ponche. Una encantadora delicia.

Asimismo, en el Lindas Main Street Café de Kingsville, los más pequeños podrán compartir durante todo le mes del desayuno junto a Papa Noel, preparando sus cartas en las que pedirán ansiosos sus regalos. Y para los más grandes, también Kingsville tiene preparado lo suyo, con una excursión por casas especialmente decoradas para la ocasión por el área histórica de la ciudad.

Bishop es otro de los lugares que se preparan especialmente para las celebraciones, con caminatas nocturnas a la luz de las velas, entre árboles iluminados, bandas musicales y un Papa Noel siempre dispuesto a dejarse fotografiar con todos.

Y ya que hablamos de la luz de las velas, otra fiesta de este estilo es la que tiene lugar en el Centro Nacional de los Ranchos de Lubbock, donde los visitantes experimentarán en carne propia el espíritu navideño de las celebraciones tradicionales en las zonas rurales, todo bajo el tibio resplandor de los candelabros.

También tradicional es la fiesta que tiene lugar en Amarillo. Allí, la celebración se lleva a cabo a lo largo de la más famosa de las carreteras norteamericanas, la mítica ruta 66, animada por bandas locales, decoraciones navideñas y exposición y venta de artículos locales.

Cientos de fiestas, cientos de celebraciones, en cada rincón de Texas. Un estado que se pone de fiesta en esta época. Como debe ser.

Para mayor información sobre Texas, visite www.TravelTex.com.