EL ORDEN DIGITAL

lunes, 3 de diciembre de 2007

NOMBRAMIENTOS Y RECATEGORIZACIONES/ El SOEM acusa al intendente de Puerto Deseado de tomar medidas "ilegales y arbitrarias"

El secretario general del SOEM, Daniel Vidal, manifestó que "nuestro sindicato se ve golpeado nuevamente por actos a los que ya estamos acostumbrados, pero no salimos del asombro con los actos de nuestro intendente Arturo Rodríguez".
Vidal denunció dos decretos (388 y 391) firmados el pasado 21 de noviembre, por el que "se dan determinada cantidad de categorias a dedo, pero lo más asombroso es que cargos políticos de este gobierno que se está yendo pasen a formar parte de las filas de los empleados municipales". "Para el señor intendente no existe la prioridad, no existe el reconocimiento a los trabajadores que día a día la pelean... tuvo que acomodor a los cargos políticos porque vaya a saber dónde iban a estar al terminar la gestión", enfatizó, para añadir que "es un verdadero despropósito".
Con respecto a las cuestionadas designaciones, el dirigente declaró que "les dieron cuatro, cinco, siete categorías". "Otro despropósito son los cargos políticos que pasan a planta permanente, cuando tenemos un sinnúmero de compañeros y compañeras, algunas de ellas embarazadas con planes PEM y no han alcanzado a tener una categoría 10 para que se les dé la oportunidad de tener un aporte previsional y obra social, que les resulta indispensable en la situación en que están", remarcó.
"Se le podría haber dado una categoría a cada empleado municipal, pero se optó por darle siete a uno solo, y encima a un puesto político", enfatizó, para agregar que Arturo Rodríguez "como diputado nacional no los va a llevar a todos sus cargos políticos de secretarios... debe ser por eso esta falta de respeto a los trabajadores". "Otros -siguió exponiendo- recibieron categoría 18, 20 y 21, y se nos han jubilado trabajadores con categoría 20, gente que estuvo treinta años de servicio".
"Es patético que se eche por tierra el artículo 32 de la Constitución de Santa Cruz", acotó Daniel Vidal, recordando que según esa normativa "después de los seis meses continuados de labor un empleado puede pasar a planta permanente, pero acá directamente se los pasa a planta permanente, sin tener un contrato categoría 10".
El gremialista dijo que "esto implica también lo presupuestario, por cuanto el ejercicio del 2007 ya estaba concluido... tengo entendido que se pidió una ampliación de partidas de 21 millones de pesos, que todavía esta en comisión en el Concejo Deliberante y que obviamente no ha sido aprobada". "En los hechos, tanto las categorías como la planta permanente terminan siendo arbitrarias e ilegales", insistió.
Vidal consideró que "este es un golpe a Puerto Deseado en su conjunto, porque estas plantas permanentes y categorías están saliendo de los bolsillos de la ciudadanía de Puerto Deseado", desafiando al intendente Rodríguez para que dé sus explicaciones sobre esta delicada situación.
El dirigente sindical advirtió al nuevo intendente, Luis Ampuero, que "le van a dejar una pequeña herencia, tanto en la sobrecarga de personal como en lo económico" recordando que "antiguamente teníamos más de 2.400.000 pesos de sueldos por mes en un presupuesto que no pasa de los 36 millones anuales... no me quiero imaginar hoy lo que va a ser este presupuesto". En este aspecto indicó que "queda muy poco para prestar servicios a la comunidad".

TRIBUNAL DE CUENTAS
"Es necesario que el Tribunal de Cuentas de la provincia se apersone en el municipio de Puerto Deseado, no solamente para revisar e indagar lo que se denuncia, sino que se encuentre con un panorama de lo que se ha ido haciendo con las obras públicas... esto no puede quedar así", concluyó.