EL ORDEN DIGITAL

martes, 11 de diciembre de 2007

HOMENAJE A PEONES FUSILADOS EN LAS HUELGAS DE 1921

Homenaje a los peones rurales fusilados en “La Anita”

Con la participación de una nutrida concurrencia que llegó desde distintos puntos de la provincia, en inmediaciones del lugar de los fusilamientos, se llevó a cabo el pasado sábado 8 de diciembre un homenaje a los peones rurales fusilados por las tropas del Coronel Viñas Ibarra durante la violenta represión de las huelgas de 1921.
En el emotivo acto estuvieron presentes familiares y descendientes de los caídos en la memorable gesta obrera, así como también autoridades provinciales y municipales, delegaciones de estudiantes de la carrera de Historia de la Unidad Académica Río Gallegos de la UNPA, personal del Archivo Histórico de la Municipalidad Río Gallegos, integrantes de la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Escritores Seccional Santa Cruz, dirigentes gremiales y público en general.
El acto de homenaje fue para todos los obreros fusilados por las tropas de Varela en el año 1921. La conmemoración se realizo en la Estancia “La Anita”, que es el lugar aproximado donde se produjeron los sucesos. Estuvieron presentes algunos de los familiares de los obreros fusilados, entre ellos Candelaria Esteban, hermana de una de las victimas más jóvenes, Juan Esteban, de tan solo 17 años. También se hizo presente Luis Mansilla, nieto de uno de los obreros que perdió la vida en la represión de las huelgas.
El acto lo llevaron a cabo un grupo de vecinos que conformaron una comisión por la Memoria de las Huelgas Patagónicas. La conmemoración, sin embargo, se realizó para todos los trabajadores fusilados durante la huelga del XXI y “también para aquellos que lograron salvar su vida, que luego fueron pobladores del Lago Argentino o del resto de la Provincia de Santa Cruz”, según explicó su presidente, Luis Ibarra Philemon.

1 comentario:

Luis Mancilla dijo...

Felicito el esfuerzo por mantener viva la memoria de los obreros fusilados en la Huelga Grande. Escribo desde Chiloé, que no ha sido integrado a estos homenajes, y por años, el silencio de la memoria oculta a los cientos de chilotes que fueron fusilados y nadie recuerda.
Luis Mancilla