EL ORDEN DIGITAL

jueves, 1 de noviembre de 2007

OLA DE SECUESTROS VIRTUALES EN PUERTO DESEADO

OLEADA DE SECUESTROS VIRTUALES EN PUERTO DESEADO
La modalidad delictiva de los "secuestros virtuales", que asoló a diversas localidades de la región, tuvo varias réplicas en esta ciudad durante esta semana.
Una de las mujeres afectadas por este tipo de llamados, efectuados desde una cárcel, relató a FM DESIRE que a media tarde del martes sonó el teléfono en su domicilio mientras sus tres hijos, de diez y doce años, y un bebé de un año respectivamente, se encontraban solos. "Les dijeron que nos habían secuestrado, que nos estaban pegando, y los chicos en su desesperación, empezaron a escucharlos; les preguntaban si teníamos plata, dónde la guardábamos", indicó.
Cuando la niña de doce años les dijo que llamaría a su padre por el celular le advirtieron que no lo hiciera porque lo matarían. "Cuando llegué, los encontré a los tres llorando, pero mi hija había atinado a enviarle un mensaje con la palabra AYUDA a uno de mis hermanos, que fueron a casa inmediatamente", continuó la mujer.
Tras explicar que la charla duró alrededor de cuarenta minutos, y que lograron grabar un tramo con un celular. "Querían que les compráramos cuatrocientos pesos en tarjetas de celular y les pasáramos el código por teléfono", acotó. "Aparentemente eran tres personas, por las voces, además muy insultantes y nos decían que nos iban a mandar en una caja", agregó.
La mujer llegó sola a su domicilio, mientras su esposo, que es remisero, siguió con su trabajo. Los delincuentes lograron convencerla de que tenían en su poder al hombre. "La forma en que lo decían era muy creíble y desesperante", mencionó, calificando la situación de "muy fea y de muchos nervios".
Pocos minutos después vio llegar a su marido con las tres personas que llevaba en su viaje. "Fue muy curioso porque estas tres personas venían a cortarse el pelo en mi casa", comentó ya más serena.
Con respecto al origen de este tipo de llamadas, estimó que "es más del cuento del tío, y en este caso se encontraron con dos chicos", preguntándose "a quién se le hace la denuncia, si no sabemos quién nos está llamando".

OTROS CASOS
Otras personas se comunicaron con la emisora en términos similares, mencionando los delincuentes datos y circunstancias de sus familiares. "Creo que conocí las voces", dijo una mujer llamada Mariana. En ese caso también le reclamaron tarjetas telefónicas, y tras cortar la comunicación, logró comunicarse con la empresa donde trabaja su marido, verificando que se encontraba trabajando normalmente.
Las denuncias radiales se multiplicaron, y otra persona recomendó tanto a niños como a adultos que cuelguen automáticamente. "Ellos no vuelven a llamar, y probablemente han tomado una guía de Deseado para llamar gente", dijo, agregando que "esto se ha visto en los noticieros, hay que cortar inmediatamente porque hay una operadora que advierte previamente que la llamada se hace desde una penitenciaría". "Es importante que la gente no acepte la llamada".
El comisario Carlos Ayuso, en comunicación con el programa "Deseado Revista", de la misma emisora, confirmó que los perjudicados deben evitar atender este tipo de llamados, y en caso de producirse este tipo de irregularidad, radicar la denuncia respectiva en la unidad policial.