EL ORDEN DIGITAL

martes, 27 de noviembre de 2007

A LOS COLEGAS QUE LEVANTAN INFORMACION: AL MENOS CITEN LA FUENTE

FALLECIO EN BUENOS AIRES UN NIÑO DE NUEVE AÑOS
Descartan caso de meningitis


La médica pediatra Bibiana Zubimendi ofreció algunos detalles sobre los días previos al lamentable fallecimiento de un niño deseadense de nueve años de edad en el Hospital Garrahan, de la ciudad de Buenos Aires. Al respecto dijo que "entró con episodios convulsivos" admitiendo que "en el primer momento se pudo pensar que una de las causas de las convulsiones fuera un proceso infeccioso, o sea una meningoencefalitis".
En este aspecto, en declaraciones al programa "Azúcar pimienta y sal", dijo que "eso se descartó, porque se hizo una punción lumbar, por la que se saca líquido de la espalda para analizar el líquido que recubre las meninges y fue normal".
La profesional mencionó que "también fue normal la tomografía que se le hizo en Caleta Olivia". "El chiquito fue derivado porque entró en lo que se denomina un status convulsivo, que se da cuando comienzan con convulsiones que son muy difíciles de frenar con las drogas habituales", afirmó, para agregar que al continuar en el mismo estado "se lo anestesió, se le puso respirador y se lo derivó a Buenos Aires". "Es un cuadro totalmente anómalo, y la prueba está que en un servicio de alta complejidad como es la terapia intensiva del mayor hospital pediátrico del país no se llegó a un diagnóstico definitivo", puntualizó.
Posteriormente, en terapia intensiva del Hospital Garrahan, con anestesia y respirador, siguió sufriendo convulsiones. Zubimendi admitió que "no se llegó en su momento a un diagnóstico exacto, pero se descartó el cuadro infeccioso, que es muy importante para la población y para los chicos que concurren al mismo colegio y de las zonas vecinas".
"No fue una meningoencefalitis", subrayó la médica, advirtiendo a la población que "no es un cuadro de tipo contagioso".

UNA PROPUESTA
La doctora Zubimendi hizo pública una propuesta destinada a toda la población, sugiriendo que "entre el municipio, comercio, empresas y todo el que quiera aportar un granito de arena, se pueda solucionar el problema del avión con el que cuenta la localidad, para que en casos tan graves y complejos podamos sacarlos directamente con nuestro avión, para que todo se desarrolle más rápido".
En este contexto la pediatra indicó que ha vivido otras situaciones dramáticas similares, al igual que sus colegas. "La población es más grande, la patología compleja aumenta, y si entre todos lo podemos lograr sería una solución para todos, porque no sabemos cuando nos puede tocar un acontecimiento desgraciado", advirtió.