EL ORDEN DIGITAL

martes, 21 de agosto de 2007

QUEMA DE PLANTAS PESQUERAS/ Habló el fiscal Quinteros: "podrían caberles hasta diez años de prisión"

“Podría caberles 10 años de prisión a los que cometieron la quema de las plantas”
Puerto Deseado, (C).- Al cumplirse un mes del siniestro de las plantas, el fiscal Ariel Quinteros que interviene en la causa negó la presencia de infiltrados en el lugar del hecho y sostuvo que la quema a las fábricas "se trató de un hecho organizado y pergeñado por personas que sabían muy bien lo que hacían".
El fiscal quien recibió a Crónica en su despacho señaló que se continúan tomando testimoniales y recibiendo material que "van permitiendo conocer más detalles de cómo sucedieron los hechos para comenzar a partir de ahí a atribuir responsabilidades en cada caso".
Si bien Quinteros se negó a brindar más información sobre el estado de la causa debido al estricto secreto de sumario que pesa sobre la misma, no desmintió la versión que se manejó desde un principio sobre un número importante de identificados en videos, que incluso habrían acudido al juzgado para intentar desligarse de los hechos. "Hay identificados en los alrededores, y hay identificados mientras se cometen los siniestros, porque hay que tener en cuenta que el accionar delictivo fue en pleno día y en un lapso de tiempo considerable y con respecto a los hechos en sí, hubo diferentes grados de responsabilidades es decir que hubo autores directos, y también gente con un grado de coparticipación en los hechos, como autores indirectos o instigadores".
Para el fiscal Quinteros, la figura del instigador es crucial, y pese a que desde el sector gremialista hubo marineros que por medios radiales de la localidad aseguraban que la quema de las plantas había sido obra de infiltrados; Quinteros remarcó: "no consta que haya habido infiltrados, además no fue casual ni espontáneo, porque nadie que tiene una reacción espontánea se pone una capucha o pasamontañas y sale marchando en forma ordenada de un lugar a otro ejecutando el ataque, esto claramente no es una reacción de nada, es un hecho pensado y pergeñado, y en cuanto a la huelga que estaban llevando ésta tiene sus límites prefijados como por ejemplo lo son el derecho a la inviolabilidad del domicilio, y a la propiedad", dijo.
Aseguró que " la justicia está trabajando para encontrar a los responsables a los que les va a caer todo el peso de la ley, porque vuelvo a repetir, una cosa es el reclamo pacífico y otra es el hecho delictivo". Finalmente cuando se le preguntó sobre el tipo de condena que le podría caber a los que cometieron los atracos, Quinteros dijo que "le podría caber la pena por todos estos delitos que están siendo imputados en concurso real, más la imputación por estrago que en caso de ser probado, la pena máxima sería de 10 años".
(Crónica, Comodoro Rivadavia)