EL ORDEN DIGITAL

sábado, 18 de agosto de 2007

FALLECIO ANGEL NAHUELPAN FIGUEROA

Se ha silenciado el "micrófono viajero". El fallecimiento del decano de los periodistas de Puerto Deseado nos deja un gran vacío, y al mismo tiempo despierta mil recuerdos y anécdotas.
Angel Nahuelpan Figueroa se inició en el oficio de informar como jefe de prensa de la Municipalidad a mediados de los años 70. A comienzos de los 80 se trasladó a Comodoro Rivadavia como fotógrafo y colaborador del diario "El Patagónico". Allí se incorporó a las exigencias de una ciudad y desarrolló un olfato periodístico que le permitió, durante más de 25 años, lograr las notas "imposibles". Ese olfato le permitió tener contacto cercano con la gente más humilde y con los funcionarios de mayor jerarquía, y entrevistarlos a todos.
En 1985 se incorporó al equipo de LRI 200 y a partir de ese momento fue "el micrófono viajero". Podía estar en Ushuaia con el presidente de la Nación o a bordo de un buque pesquero, o dialogando con un artista famoso en la mesa de un restaurant, pero estaba donde sus compañeros lo necesitábamos.
Angel fue uno de los primeros conductores y luego cronista del noticiero "Latitud 47", hace casi veinte años. En su paso por los diversos medios sólo cosechó amigos, porque siempre fue
generoso con las informaciones que lograba. En esta actividad, a veces tan competitiva, mantuvo excelente relación con todos sus colegas.
Colaboró con el Semanario El Orden y con diversas publicaciones de Santa Cruz y Chubut, que lo consultaban sobre los temas de nuestra comunidad y especialmente los temas policiales, que siempre le apasionaron.
Se nos ha ido un compañero y colaborador, que escribió una página destacada del periodismo deseadense. Lo recordaremos con su bohemia, su proverbial buen humor, su pasión por los asados en los que se repasaban las anécdotas de tantos años de actividad. Este es nuestro humilde homenaje al micrófono viajero que a partir de hoy guardará silencio.