EL ORDEN DIGITAL

sábado, 18 de agosto de 2007

DANIEL VARIZAT, EX MINISTRO Y EX SENADOR, ATROPELLO A 20 PERSONAS EN RIO GALLEGOS

Un ex funcionario K atropelló a opositores
El regreso de los Kirchner a Río Gallegos terminó con diecinueve heridos, tres de ellos de gravedad


Cristina encabezó un acto junto al Presidente y al gobernador Peralta. Su discurso no varió, pero lo saliente fue el desastre que hizo el ex ministro Daniel Varizat (foto) cerca de allí: arrolló con su vehículo a manifestantes. Está detenido.

El ex ministro santacruceño en su camioneta Cherokee, instantes antes de atropellar a manifestantes que lo hostigaban.
La senadora nacional y candidata presidencial, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó anoche un acto junto al gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta en la ciudad de Río Gallegos, en el que hizo una convocatoria a " construir un país para todos" y aseguró que "esta transformación la vamos a profundizar aún más". Sin embargo, la cita, que representaba la vuelta del matrimonio Kirchner a Río Gallegos luego de varios meses, tuvo una enorme cuota de escándalo porque el ex jefe de Gabinete provincial Daniel Varizat atropelló a manifestantes que lo insultaban y hay numerosos heridos, varios graves.


Según contó OPI Santa Cruz, eran alrededor de las 20 cuando la marcha de los gremios opositores,que había logrado reunir alrededor de 3000 personas en el centro de Río Gallegos, retornaba a la Carpa de la Dignidad frente a Casa de Gobierno. Durante el trayecto y en momentos en que la columna se desplazaba por la Avenida San Martín frente al casino local, los manifestantes advirtieron que en un costado había estacionada una camioneta Cherokee color champagne en cuyo interior se encontraba el ex ministro y jefe de Gabinete Daniel Varizat y otras cuatro personas.

Cuando lograron identificar al conductor y advirtieron que se trataba de Varizat, la gente comenzó a insultarlo y a escupir el rodado. Inicialmente los ocupantes del vehículo se vieron sorprendidos y después visiblemente asustados.

En un momento el ex ministro movió la camioneta hacia atrás con intenciones de salir del estacionamiento lo cual le era impedido por la gente que había rodeado el vehículo.

Ya desencajado, Varizat movió el vehículo hacia adelante con tanta violencia que chocó a un automóvil Twingo verde agua que estaba estacionado delante de él. El impacto hizo que el Renault quedara arriba de la vereda y allí se produjo el primer atropellamiento de la gente que se enardeció y comenzó a golpear la camioneta.

Ante esta situación Varizat resolvió salir de allí y encaró temerariamente sobre la multitud atropellando a todo quien se interpusiera en su trayecto, ocasión en la que literalmente paso por encima al menos a dos personas, atropellando a un numeroso grupo en el que se hallaban mujeres y niños.

Incluso el cronista de Opi Santa Cruz se encontraba justo enfrente de la camioneta para retratar al conductor. La camioneta que conducía Varizat es patente DTX 280 y pertenece al señor Miguel Mayeste, candidato a Intendente por el Frente para la Victoria y propietario de una empresa de servicios petroleros y transporte denominada SIMASA. Luego de su demencial actitud, Varizat se dirigió a la Comisaría 1a. de Río Gallegos, donde quedó detenido, junto con las personas que lo acompañaban. En su defensa declaró que "lo estaban agrediendo y rompiéndole el auto".


" Les puedo asegurar que esta transformación la vamos a profundizar aun más y pienso poner mi vida en eso", había dicho Cristina Fernández al hablar anoche en un acto que contó con la asistencia del presidente Néstor Kirchner. La senadora apuntó: "Creo que en mi país, en los argentinos, en los jóvenes, en nuestros empresarios, en nuestros trabajadores" y agregó: "Los convoco a la construcción de un país para todos".

El acto de Cristina y el también lanzamiento de Peralta a la gobernación, no estuvo rodeado de un clima festivo en la ciudad del Presidente, ya que los gremios estatales que protagonizaron movilizaciones en los últimos meses, habían justamente convocado a esa marcha para pedir un ajuste salarial de emergencia y la eliminación del impuesto al salario.

El gremio docente es uno de los sectores en conflicto y sus carpas de protesta aún siguen en pie, pero también hay reclamos de judiciales y empleados municipales, que siguen pidiendo la renuncia de Wilfredo Roque, el jefe de la Policía que ordenó una violenta represión en mayo.

Por todo esto, estuvo dispuesto un importante operativo de seguridad alrededor del acto kirchnerista. Más de 300 gendarmes se sumaron a la Policía provincial y la custodia presidencial para intentar que todo se desenvolviera con normalidad, tanto en el gimnasio donde hablaron Cristina y Peralta, como en la Casa de Gobierno de la Provincia, que continúa vallada.

En su discurso, Cristina Fernández pidió que "no nos distraigan los frustrados, los que solamente tienen odio, nosotros vamos por la positiva, para adelante porque vamos a poder". " Pudimos en Río Gallegos, pudimos en Santa Cruz, pudimos en Buenos Aires y vamos a poder con todos los argentinos", dijo la senadora.

La primera dama recordó la historia que recorrió junto a su marido y presidente Néstor Kirchner al frente de la intendencia de Río Gallegos y luego de Santa Cruz y aclaró cuál es la forma de ver la política de su sector.

" Nosotros convocamos a todos, saltamos las pertenencias partidarias. Pudimos convocar a hombres y mujeres que, sin renunciar a su historia, su identidad y su partido, se supieron sumar al Frente para la Victoria" durante la gestión en la provincia, aseguró. "Esta es la forma en que nosotros concebimos la política: agrupar esfuerzos, aunar voluntades", consideró en la capital provincial, en el acto. Lo paradójico es que en el discuro Cristina llamó a terminar con la intolerancia y la violencia. Poco antes la intolerancia de Daniel Varizat le había provocado un enorme daño a su campaña.


Fuente: Opi Santa Cruz, Télam y DyN
Diario PERFIL