EL ORDEN DIGITAL

jueves, 2 de agosto de 2007

CONCILIACION OBLIGATORIA/ Se levantó el piquete y vuelven las negociaciones

Dictaron la conciliación
obligatoria a marineros

Tras gestiones que el propio gobernador Peralta llevó adelante ante el ministerio de Trabajo de la Nación, dicho organismo resolvió dictar la conciliación obligatoria en el conflicto de los marineros.
Los trabajadores, en asamblea realizada ayer por la tarde en Puerto Deseado resolvieron acatar la medida y procedieron a levantar el piquete que llevaban adelante en el acceso a las plantas pesqueras.
Esta nueva instancia se abrió en torno al conflicto que llevan adelante los marineros santacruceños cuando en horas de la tarde del martes, el ministerio de Trabajo de la Nación comenzó a evaluar el dictado de la conciliación obligatoria, en función de las gestiones llevadas adelante por el propio gobernador Daniel Peralta en Capital Federal lo que fue notificado a las partes en el día de ayer.
«Había que adoptar una resolución política y el gobernador la materializó» sentenció anoche el vocero del mandatario al ser consultado sobre la intervención del titular del Poder Ejecutivo santacruceño, y recordó además que días atrás «ambas partes, trabajadores y empresarios, habían desechado esta posibilidad» que ahora se abre en la cartera laboral nacional.
La notificación oficial se transmitió a las dos Cámaras empresarias, el SOMU a nivel nacional y la Delegación gremial de Puerto Deseado, quienes el próximo martes, a las 16 horas, en Buenos Aires, tendrán el primer encuentro en el marco de esta Conciliación para delinear alternativas que permitan destrabar el conflicto que afecta al sector.
En diálogo con Prensa Libre, Alfredo Pott, presidente de la Cámara de Armadores de pesqueros y congeladores de la Argentina, (CAPECA) sostuvo que la decisión del ministerio de Trabajo ayuda a «descomprimir la situación» al tiempo que consideró que la misma «es un pequeño avance».
De todas formas, el empresario se mostró cauto a la hora de evaluar quiénes se sentarán a la mesa de negociación, ya que, con la mediación de Trabajo de Nación, serán los trabajadores de Puerto Deseado junto a las Cámaras pesqueras quienes se sienten a discutir alternativas de solución. Por lo que Pott se preguntó que «si los marineros de Deseado no tienen personería jurídica, no se cómo se le podrá dar validez a la negociación» aunque volvió a destacar que «de todas formas la decisión tomada es positiva ya que se gana tiempo para poder llegar a un acuerdo» indicó.
Merced a la Conciliación, los barcos podrán volver a pescar ya que la misma fue dictada por 15 días hábiles prorrogables por 5 días más, y considerando que quedan entre 1 y 2 meses, máximo de pesca, la acción de la Cartera laboral trae oxígeno a la economía de Puerto Deseado.
De acuerdo a fuentes del ministerio de Gobierno de la provincia, Prensa Libre pudo confirmar que si bien el SOMU Central se ha mostrado prescindente del conflicto de Puerto Deseado, incluso repudiando la actitud de sus afiliados en los desmanes del 20 de Julio, habría accedido a avalar las negociaciones que se lleven adelante los marineros santacruceños, subsanando de esa forma el vacío legal que se pudiese surgir.
(diario PRENSA LIBRE)