EL ORDEN DIGITAL

sábado, 21 de julio de 2007

UN DIA DE FURIA EN PUERTO DESEADO/ Así lo vio CRONICA de Comodoro Rivadavia

Fuego y humo en Puerto Deseado
Marineros en huelga incendiaron cuatro plantas pesqueras


La medida de fuerza llevada adelante por los marineros en desacuerdo por la firma del convenio colectivo de trabajo y por una baja en el tributo al impuesto a las ganancias tuvo un final inesperado cuando cerca de 500 marineros, luego de tomar pacíficamente la municipalidad sin obtener respuestas a su reclamo, arremetieron contra las plantas pesqueras incendiando cuatro de ellas y produciendo diversas roturas en su mobiliario y también en vehículos y máquinas.
La cara de desolación de las personas que miraban impávidas cómo las llamas consumían los depósitos que hace poco y inauguró la empresa Arbumasa es una de las postales más trágicas nunca vistas en esta ciudad que vive casi exclusivamente de la pesca.
La furia de los hombres que desde hace dos semanas esperaban respuestas a sus reclamos comenzó a desatarse pasado el mediodía cuando supieron que no contarían con ninguna respuesta a su reclamo, y de ese modo comenzaron su peregrinar por las distintas plantas pesqueras ubicadas en el parque industrial produciendo roturas de vidrios y mobiliarios, mientras otros permanecían en la municipalidad aguardando la últimas novedades.
Tras dos horas de espera y sin contar con la respuesta de funcionarios que se encontraban en el acto de Puerto Santa Cruz por la visita del presidente Kirchner, finalmente arremetieron de lleno contra las empresas pesqueras provocando incendios en tres de ellas y en el depósito de Arbumasa cuya negra humareda cubrió la ciudad.
El amplio despliegue de los efectivos no daba abasto, gritos y corridas dominaban la escena, en tanto los trabajadores luego de los disturbios se agruparon frente la empresa Carsa desde donde continuaban en espera de una respuesta.

Diversos eran las posturas en cuanto a los sucesos: varias personas al ver los vehículos dados vueltas se agarraban la cabeza, otros se abrazan llorando. "No sé que esperan las autoridades para intervenir, este pueblo vive de la pesca, si nadie hace nada van a seguir destrozando nuestra fuente de trabajo" señalaba un empleado de Santa Elena, empresa cuyas oficinas fueron devastadas por el fuego.
En tanto un empleado de seguridad de Santa Cruz comentó que "primero me dijeron que salga que iban a meterse en la planta, yo salí a fuera y luego vi la marea de gente que prendió fuego y rompió todo"

"Hay que apoyar a los marineros"
Delegados de Adosac encabezados por Daniel Escobar señalaron que por culpa de la inercia de los políticos que no quisieron dialogar con los trabajadores pasa esto", y pidió al resto de las organizaciones y a la comunidad el apoyo a los marineros.

Denuncia y Presentación de Procedimiento de crisis
Por parte de la cúpula de las empresas se deslizó que ante la situación de roturas de maquinarias indispensables para su funcionamiento, analizan con presentar un procedimiento de crisis que, de darse, muchos empleados que trabajan de la pesca quedarán sin trabajo, en tanto otras ante el negro panorama analizaban con marcharse de la localidad.

Repudio de SOMU nacional
Por su parte el Somu a nivel nacional con la firma de Omar Suárez presentó un comunicado donde dice que no avala los tristes episodios producidos en Puerto Deseado y aclaró que en esta ciudad el gremio no cuenta con delegados.

En Compás de espera
Por su parte, los marineros en movilización aguardan en los piquetes hasta este mediodía una respuesta a su reclamo, en tanto al cierre de esta edición había un fuerte rumor que no pudo ser confirmado que efectivos de Gendarmería se harían presentes para garantizar la seguridad pero no así para reprimir.