EL ORDEN DIGITAL

sábado, 21 de julio de 2007

LA VERSION DEL GOBIERNO/ "Ya se normalizó", dijo Alberto Fernández

Santa Cruz: aseguran que conflicto salarial se normaliza


El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, manifestó hoy que "ya se normalizó y entró en el terreno del diálogo" el conflicto salarial que los marineros mantienen con los empresarios pesqueros de Santa Cruz, donde anoche fueron incendiadas varias fábricas.
"Ayer a la noche la situación se había normalizado y ya habían entrado en el terreno del diálogo ambas partes, porque todo el reclamo parte de una demanda salarial de los marineros a las empresas pesqueras, están pidiendo aumento de sueldos", dijo Fernández.
El conflicto sindical tuvo su pico anoche cuando, al parecer, un grupo de marineros en huelga, por un reclamo salarial, provocó incendios en al menos cuatro plantas pesqueras. (Télam)
(diario La Nueva Provincia, 12:15)

2 comentarios:

Agustín González dijo...

Que triste leer estos conflictos por los medios nacionales. Deseado se tendría que destacar por otros atributos, no por la violencia.
Hace muy poco escribía en el diario La Nación: No se puede defender los derechos de un sector, destruyendo los derechos de otros. Desde la capital de la prov. de Buenos Aires, y siendo un deseadense, lo veo como un acto de barbarie, y violencia sin justificativo.
Existen formas que deben ser respetadas, y la más importante es el diálogo, pero jamás la violencia.
No se pueden destruir plantas pesqueras que alojan en su personal a la mayoría de una población. Eso es pensar en los intereses de un sector y damnificando los de otros.
Perjudicados de esto: los empleados de las empresas, las empresas que invierten capital, el mercado nacional e internacional.
A quien más debe dañar este sector?
Desde ya sólo he leido en este blog los diarios nacionales, pero vale aclarar en estos momentos varios diarios en el mundo están hablando de esta masacre a la economía privada.
Para que no se mal entienda, critico a los inadaptados sociales que hacen la violencia, desde ya, yo también lucho cotidianamente con las injusticias del estado provincial, pero siempre desde el diálogo con los funcionarios. Que pena que no todos lo entendamos de esta manera.
Creo que esto merece un repudio, pero contra aquellos que ocasionaron estes disturbios. No puede ser que sigamos creyendo que salir a las calles para que se resuelva su conflictos sea lo indicado. Se tendría que salir a las calles a repudiar estos actos, a defender los derechos de las personas que gracias a estos inadaptados sociales corren el riesgo de perder sus fuentes de trabajos.

Axel Enet dijo...

Instalaciones incendiadas, maquinas destruidas, cientos de toneladas de producto arruinando. Uno podría pensar que ello solo significa la destrucción de bienes, pero la realidad indica que lo que aquí se ha roto es la relación entre las empresas y la comunidad de Puerto Deseado. Esto reviste una gravedad sin precedentes, aun comparándolo con los impactos que trajo aparejado el volcán Hudson. Miles de personas desempleadas en forma directa y un número aun difícil de estimar de puestos de trabajo caídos en las actividades vinculadas a la pesca. El primero de los hechos fue un evento que no se podía prever. Lo de dos días atrás, fue producto de la negligencia, la necedad, la indiferencia y la violencia.
Si este panorama parece trágico, creo que la realidad terminara superándolo. En pocos días más, los efectos de esta situación se harán evidentes. Los despidos, la rescisión de contratos, serán los efectos directos e inmediatos. Esto significa que se esfumado un sueño posible que Deseado aspiraba.
Gran parte de la comunidad de deseado históricamente les dio la espalda a las empresas pesqueras. Si bien las había posicionado como el origen de todos sus males, pero no lo había expresado de forma explicita. Lo ocurrido hace dos días, hizo evidente esa indiferencia, cuando nadie salio a defender sus instalaciones, que en última instancia son la fuente de trabajo y la vía de prosperidad de la población.
Deseado ha perdido mucho y mucho más de lo que el común de la gente cree. Hoy ese planteo de prosperidad esta vacío de contenido esta vació de esperanza.
Sin lugar a dudas la responsabilidad les cae a los dirigentes, que han dado una muestra palmaria de ineptitud y de insalvable mediocridad política. Seguramente muchos de ellos se deberán ir, pero antes de ello, deberán explicar a las miles de familias la responsabilidad que les cupo en truncar sus proyectos. Esos dirigentes deben reunir a las cientos de familias de Santa Elena (por ej) y explicarles que han decido truncar su futuro y sus esperanzas; que todo lo que había allí vinculado al presente y futuro de sus hijos, ha desaparecido.
Sin lugar a dudas, a partir de hoy, las prioridades que se debe discutir en deseado son otras. Hoy pasaran a un tercer plano las estrategias electoralistas, los candidatos. Hoy ha quedado vacía de contenido cualquier cosa, que no sea ver como la comunidad de Deseado recompone esa relación. Por que en este contexto no tiene ni tendrá validez ningún proyecto de desarrollo, no tiene validez el parque industrial, no tiene validez el nuevo acceso, el tren y ni siquiera el reclamo salarial.
Abría que convocar a una marcha de repudio y luto, con todas las familias, hijos, comerciantes, estibadores. Un paseo por el infierno para tomar real dimensión de lo que se avecina