EL ORDEN DIGITAL

jueves, 12 de julio de 2007

CONFLICTOS GREMIALES, POR AHORA SIN SOLUCION

Sin avances en conflictos gremiales

En el marco de la conciliación obligatoria impuesta por Trabajo cuyo primer vencimiento de 15 días ocurrirá el próximo 16 de julio, con una prórroga prevista hasta el 23 de julio, no se registraron avances en las negociaciones entre el Sindicato de la Alimentación y las cámaras empresarias.

Las posiciones de ambas partes siguen firmes y en dos extremos que hacen difícil prever una rápida solución. Desde el STIA se mantienen en la posición de reclamar un 25 por ciento de aumento, casi 10 puntos por arriba de lo recomendado hasta por el mismo Presidente de la Nación. Por parte de los empresarios se atienen a lo acordado con la Federación de los Trabajadores de la Alimentación que alcanza al 16,5 por ciento e incluso accedieron a no absorber los 220 pesos que se abonan en concepto de beneficio social y se pagan en tickets, “si bien cuando se firmó hace un año era a cuenta de futuros aumentos”, aclaró un empresario.

Con el objeto de destrabar la negociación, desde CAPECA y CALaPa se requirió la intervención del Gobernador santacruceño. Los empresarios le recuerdan que “haciendo un repaso en la historia, se podrá observar que la postura de las empresas ha sido siempre de diálogo y frecuentes aprobaciones de ajustes de salarios, prueba de ello es el fuerte crecimiento que han tenido los mismos desde diciembre de 2001 hasta mayo de 2007. Solamente en Puerto Deseado –le informan– han crecido el 405 por ciento, y a nivel de convenio colectivo de trabajo el 340 por ciento”.

Luego de requerir la intervención del Gobierno provincial “para que se llame a las autoridades del gremio a recapacitar y no dañar la paz social en la provincia”, las cámaras aclaran que “este conflicto es a todas luces desmedido y arbitrario” y que “se han llegado a realizar piquetes en las plantas, impidiendo la libre entrada y salida de personas, y el ingreso de mercadería a las cámaras de frío, producto de la pesca de nuestros buques, paralizando la actividad de las empresas”.



Fuente: Pesca y Puertos