EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 28 de febrero de 2007

CONOCIENDO NUESTRA CASA/ Bautismos marinos

Bautismos marinos para niños y jóvenes

Desde 1983, la Fundación Conociendo Nuestra casa desarrolla un programa de educación en valores destinado a niños y jóvenes.
Culminando los cursos de verano que esta institución dicta gratuitamente, con apoyo de la Municipalidad de Puerto Deseado, Prefectura Naval y el Club Náutico Cap. Oneto, los remeros Carolina Borges (13), Brandon Vidal (8), Hugo Garay (9) Marcos Bueno (10) , Alejandro (11), Jorge (11) y Cristián Loi (10), hicieron realidad su sueño de cruzar remando la Ría Deseado.
Después de varios días de aprendizaje y prácticas, dirigidas por Dolores Ansín y Eliana Suárez, los kayakistas partieron del Muelle de Ramón, acompañados por un grupo de instructores y el bote de Prefectura Naval, y llegaron a la playa de Puerto Jenkins. Allí iniciaron una caminata para tocar la Piedra Toba, monumento natural al que la leyenda le atribuye traer suerte, y disfrutar, desde las alturas, del magnífico paisaje que se presenta a los ojos del observador.
Un mensaje optimista
A lo largo de los años, "Conociendo Nuestra Casa" ha logrado involucrar a un alto porcentaje de los niños y jóvenes en un cauce de desarrollo personal y social a través de la educación ambiental y la actividad deportiva.
Creando escenarios posibles para que los niños y jóvenes abandonen sus miedos y prejuicios, los saquen a flote, compartan y "trabajen" junto a otros que están en igual o peor situación social, ha conformado una verdadera red de educadores y monitores que – a veces hasta sin darse cuenta- se van transformando en líderes comunitarios, irradiadores de un mensaje de compromiso con el ambiente y amor por el propio lugar, convivencia, respeto y participación
Esto lo ha convertido en un importante espacio de contención y prevención, sin distinción de condición social, en el que, a través de la práctica valores como el respeto, la solidaridad, la no discriminación y el afecto, se transmite a la comunidad un mensaje optimista de lo que puede hacer nuestra juventud. Es por ello que la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico – SEDRONAR – ha calificado el proyecto dentro de las propuestas de prevención.