EL ORDEN DIGITAL

jueves, 15 de febrero de 2007

Confirman que el hallazgo de Fitz Roy es un gliptodonte

Confirman que las piezas fósiles corresponden a un ejemplar de la familia de los gliptodontes
El subsecretario de Cultura de Santa Cruz, Enrique Vellio, junto a la licenciada Maria Elena Palacios y la arquitecta Silvia Mirelman, brindaron más precisiones sobre el reciente descubrimiento y las diferentes tareas que se han desarrollado y el plan a implementarse.
La geóloga Maria Elena Palacios pasó a relatar lo vivido por ella en el lugar indicando que "concurrí representando a la Subsecretaría de Cultura de la provincia de Santa Cruz, para prestar colaboración y asistencia técnica a la localidad de Fitz Roy y Jaramillo, inmediatamente nos propusimos la tarea de proteger, dado que se trata de un fósil de gran tamaño" apunto.
"Pertenece a la familia de los gliptodontes, no está completo, hecho que sucede a menudo -puntualizó-, pero esta gran parte de la caparazón, la bóveda (parte superior), la columna está casi toda articulada, la porción toráxica y por encima la cadera con alguna vértebras y costillas, y el resto se pierde en el sedimento"
Por ello, sostuvo la profesional, "deberíamos continuar limpiando para descubrir, pero debo aclarar que se ha avanzado sensiblemente en la protección, se ha establecido un cerco de obra y se cuenta con una vigilancia permanente en el lugar".
La obra del gimnasio deportivo en la localidad se encuentra paralizada, indicó Palacios al menos en este sector, hasta que podamos extraerlo. Contó que la preocupación está dada por hasta dónde se va a prolongar, porque está la cadera articulada con las vértebras y algunas vértebras lumbares con costillas y debajo de eso hay un fragmento de columna articulada con las costillas de la zona toraxica, mientras que por otro lado, como a un metro y medio está el caparazón apoyado contra la pared del sedimento, en posición vertical y hay que ver cómo extraer y armar todo eso.
A simple vista Palacios calculó que el tamaño por lo que se ve, es de por lo menos tres metros, desde la cola hasta la parte del rostro, porque tienen cola bastante larga. Hasta ahora lo que se ve son unos 80 o 90 centímetros de cadera, y una extensión similar de columna. Faltaría el cráneo del que hasta ahora se han encontrado algunos fragmentos.
informes CRONICA y LA OPINION AUSTRAL